29 de octubre de 2020
29.10.2020
La Opinión de Málaga
Campanillas

Las Castañetas exige seguridad vial tras la muerte de un joven

Más de un centenar de vecinos formó ayer una doble cadena en el lugar en el que murió Ángel, de 17 años, atropellado el viernes en un tramo sin aceras de la calle Castañetero, a la entrada del barrio

29.10.2020 | 05:00
Las Castañetas exige seguridad vial tras la muerte de un joven
Los vecinos formaron una doble fila en el tramo donde se produjo el atropello mortal.
Las Castañetas exige seguridad vial tras la muerte de un joven

Los vecinos de Las Castañetas, en el distrito de Campanillas, se movilizaron en la mañana de ayer para exigir más seguridad vial, después de que en la noche del viernes 23 falleciera Ángel, un joven de 17 años que regresaba a casa tras jugar un partido de fútbol con sus amigos, y que fue atropellado por un vehículo en un tramo sin aceras de la calle Castañetero. El conductor se entregó al día siguiente a la Policía Local.

Más de un centenar de vecinos, incluidos los familiares del joven fallecido, se congregó en el tramo del atropello mortal, situado a la entrada del barrio donde había colocadas varias coronas de flores en su memoria. Para evitar aglomeraciones, a lo largo de la carretera formaron una doble cadena y exhibieron carteles, uno de los cuales decía: «Ángel, que tu marcha sirva para evitar otra desgracia en este tramo».

A la concentración se sumó por parte de la Asociación de Vecinos de Las Castañetas, Mónica Romero, que denunció que «esto ha sido una muerte anunciada, porque llevamos muchos años reivindicando que hagan aquí una acera».

No faltaron en esta protesta compañeros de Ángel en el Instituto Torre del Prado, donde el joven estudiaba su primer año. Uno de ellos, José Manuel, declaró que «desde el principio estuvimos haciendo migas porque era un buen chaval, no se le veía mal niño, por eso ha sido un palo venir al instituto, entrar a clase y ver su silla vacía».

Los concentrados dedicaron un largo e intenso aplauso al joven fallecido y lanzaron consignas como «Justicia para Ángel» o «Dignidad para el barrio».

Entre los congregados se encontraba José Brenes, que contó que desde hace cuatro años, utiliza un carro eléctrico y debe jugarse el tipo cuando pasa por este tramo sin aceras, «pero es que además, en la parte que hay aceras hay cañas que las tapan, a ver si la las limpian», reclamó.

A su lado estaba Francisca González, vecina de la Estación de Campanillas, que subrayó que los vecinos de toda el entorno «estamos abandonados y con los mismos problemas».

Por su parte Paco Vergara, vecino de las Castañetas, se preguntó si un problema de este tipo permanecería tantos años «en El Limonar o El Candado».

También habló otro vecino, José Benítez, de 67 años y que usa muletas, para recordar que los vecinos llevan «toda la vida pidiendo más seguridad».

Por su parte, la presidenta vecinal de Campanillas, Carmela Fernández, cuyo colectivo también se sumó a la concentración de ayer, anunció que la semana que viene convocará una reunión con varios presidentes vecinales del distrito, «porque problemas como el de Las Castañetas tenemos también en La Huertecilla, La Fresneda o Colmenarejo, donde los vecinos se juegan la vida».

Por este motivo anunció que las asociaciones de vecinos harán público un comunicado conjunto reclamando mejoras. «Aquí lo que hace falta es una inversión en condiciones en el distrito de Campanillas y que nos dejemos de parches, que es lo que se hace hoy por hoy», reclamó.


Respuesta del Ayuntamiento

La concejala de Campanillas, Ruth Sarabia, declaró ayer a este periódico que, como ya trasladó a la familia de Ángel, «en el Ayuntamiento vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para solucionar el problema».

Ruth Sarabia explicó que el tramo en cuestión es «una travesía urbana que une dos núcleos de población, Los Manceras y Las Castañetas y por normativa no tiene que llevar aceras sino, en algunos casos, un arcén practicable».

Sin embargo, explicó que el Ayuntamiento pidió permiso a la Junta, con la que el Consistorio comparte la competencia de la travesía urbana, para instalar aceras «en su mayor parte».

El tramo del accidente, señaló la concejala, no se ha podido arreglar todavía porque pertenece a un privado y desde que en 2017 el Ayuntamiento está en conversaciones con él, hasta la fecha no ha accedido a ceder de forma gratuita o a vender alrededor de un metro y medio del terreno necesario para instalar la acera.

La Gerencia de Urbanismo, explicó la concejala, trató en su momento de realizar una expropiación forzosa, «pero como la acera no es obligatoria sino voluntaria, no se le pudo exigir al dueño».

Sin embargo también resaltó que se retomarán las conversaciones, por parte de Urbanismo, «para alcanzar un acuerdo que permita realizar la acera».

Por último, Ruth Sarabia informó de que la semana que viene, y no como consecuencia del accidente sino de los trámites administrativos, Urbanismo comenzará a eliminar los seis badenes próximos a Las Castañetas para rehacerlos y espaciarlos, de forma que queden más próximos al barrio, como pedían los vecinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook