Horas antes de que se activase el toque de queda, los vecinos de Huelin han comenzado a inquietarse por el sonido insistente de un helicóptero que volaba en círculos sobre la barriada. La presencia de una decena de furgones de la Policía Nacional ha azuzado la preocupación.

Se trata de un dispositivo coordinado entre el cuerpo nacional y efectivos locales -este último reforzado con hasta 73 agentes para afrontar la noche de Halloween sin incidentes- para controlar una manifestación organizada por redes sociales en contra del Gobierno central y la última restricción, el toque de queda.

Según ha informado el concejal de Seguridad, Avelino Barrionuevo, a este periódico hasta cincuenta personas han participado en la marcha, en la que se han identificado a ultras del Frente Bokerón, según el edil aunque el grupo ha negado a este periódico su participación en la protesta.

Las protestas han discurrido a lo largo de la vía central de Tomás Echeverría, controlados por furgones de la Policía Nacional, vehículos de la Policía Local. Además se han presenciado detenciones en plena calle por efectivos de paisano.

Concentración en Huelin contra el toque de queda

Durante la marcha se han escuchado gritos de "por España" y "lo hacemos por vuestra libertad" y se han lanzado petardos y bengalas. Tal y como han contado a este periódico, a la altura de la calle La Hoz, las protestas se han tornado más violentas y los manifestantes han destrozado contenedores y han lanzado botellas contra los agentes.

Esta marcha, planificada por redes sociales durante la semana, preveía actuaciones en este barrio, en Huelin y en el Ayuntamiento, donde finalmente no se han producido, según ha indicado el concejal de Seguridad.

Algunos vídeos grabados por los vecinos en Huelin

Este domingo, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, en su perfil de Twitter, ha condenado las protestas de "grupos de extremistas", calificando de "impresentable" y "condenable" su comportamiento.