09 de noviembre de 2020
09.11.2020
La Opinión de Málaga
Coronavirus

La provincia registra 1.270 fallecidos más que de enero a octubre de 2019

Málaga pasa de 10.000 a 11.275 muertes en el plazo de un año, según los datos del INE para los diez primeros meses de cada ejercicio - La provincia de Córdoba ha sumado, como tres franjas de edad en suelo malagueño, un menor número de decesos

09.11.2020 | 05:00
La provincia registra 1.270 fallecidos más que de enero a octubre de 2019

La mortalidad en la provincia de Málaga permanece en niveles históricos. Basta con observar los datos que publica cada mes el Instituto Nacional de Estadística (INE), donde figuran de enero a octubre un total de 1.268 personas fallecidas más que en el mismo periodo de 2019. Esa variación representa un 11,25% más de decesos respecto al año anterior, que supone un máximo inédito desde que existen registros oficiales.

Como consecuencia de que en la provincia malagueña han fallecido desde el mes de marzo y hasta estos últimos días unas 500 personas con la enfermedad del Covid-19, podría decirse que detrás de dos de cada tres decesos no se encontraría la presencia del coronavirus. Los expertos sanitarios consultados recalcan no obstante que «todo análisis concluyente» deberá aplazarse hasta 2021, por la forma de desarrollar el propio INE sus comprobaciones.

En efecto, el organismo institucional que maneja las cifras de nacimientos o muertes, así como los censos oficiales por territorios y localidades, entre otros muchos parámetros sociales, no suele ofrecer datos mensuales y sobre variaciones en el mismo ejercicio. Pero de manera excepcional y para ayudar en el seguimiento de la pandemia que azota a todo el planeta, los responsables del INE han elaborado estos informes mensuales sobre la mortalidad en España «de manera experimental».

En este mismo sentido, las cifras correspondientes a las 41 primeras semanas del año son publicadas a modo de avance de esos números oficiales que llegarán en los próximos años y que mostrarán la radiografía más ajustada a la realidad sobre las causas de cada una de las muertes, como ha ocurrido de manera habitual durante las últimas décadas.

Pero antes de entrar en los datos y variaciones relativas a la provincia y a diferentes franjas de edad, la información actualizada hasta el décimo mes del año indica que en el contexto de Andalucía, Málaga ocupa el «penúltimo puesto» en el listado ordenado por incrementos en las muertes respecto a 2019. Sólo Granada, con el 15%, tiene un aumento superior.

Como dato singular, la provincia de Córdoba ha cerrado este periodo con un 3,67% menos de fallecimientos sobre los diez primeros meses del año pasado. Le sigue Jaén, con una subida del 1,22%, y a continuación aparecen Almería (4,95%), Sevilla (5,5%), Huelva (6,24%) y Cádiz (7,04%).


Situación en las distintas CCAA


En el contexto nacional, la comunidad andaluza es la sexta con un menor aumento medio respecto a los fallecidos de 2019 (6,66%). Málaga se sitúa entre las cifras del País Vaco, cuya subida es del 10,53%, y de Extremadura (12,35%). España mantiene en Galicia (4,46%), la comunidad cántabra (4,79%), Baleares (4,91%) y Canarias (5,13%) las variaciones en positivo más bajas.

Por delante de Andalucía se encuentra Murcia (5,47%) y a continuación, Melilla (6,7%), Comunidad Valenciana (8,96%) y Asturias (9,53%). En el extremo opuesto, la comunidad madrileña, que presenta un balance de un 44,1% más de fallecidos que en 2019 de enero a octubre. Figura por detrás de Castilla La Mancha (36,72%), la comunidad autónoma catalana (26,85%), Castilla y León (24,4%), la comunidad foral de Navarra (21,08%), Aragón (16,9%), Ceuta (16,69%) y La Rioja (16,63%).

Si nos detenemos en revisar con la misma pausa la tabla estadística de la provincia malagueña para el análisis por rangos de edad, diferenciados por cada lustro y hasta las víctimas mortales de más de 90 años, hallamos como en Andalucía diferencia muy significativas.


Tres franjas figuran en negativo


Si la provincia cordobesa ha llegado a finales de octubre con menos muertes que en 2019, en la media de los seis distritos sanitarios malagueños encontramos que, afortunadamente, hasta tres rangos de edades presentan menos fallecimientos que el año pasado.

Entre las 11.275 víctimas mortales que ya se acumulan, cinco tenían entre 10 y 14 años, de manera que son tres menos que en 2019 (-60%). Son 34 las que habían cumplido de 30 a 34, que son cinco menos que las registradas en el ejercicio anterior (-14,71%). E igualmente han sido 191 las que se tenían de 45 a 49 años, cuatro menos que hace un año (-2,09%).

Los aumentos se aproximan a la media provincial en la franja más joven, con 44 fallecimientos entre cero y cuatro años que son 5 más (+11,36%), en la de 55 a 59, con 55 más que en 2019 (+11,46%), la de 70 a 74 (+10,41%) o la siguiente, de 75 a 79 (+11,74%). En los rangos de mayor edad apenas varía respecto a estas últimas: +9,79, en el rango de 80 a 84 años; +7,83%, de 85 a 89; y +16,74, para más de 90 años.

Las mayores subidas hay que localizadas en franjas de edad con la menor cantidad de muertes. Así el aumento del 66,67% corresponde a la variación de 15 a 19 años, con diez decesos más sobre los cinco de 2019 (ahora 15). Son este año el doble las de cinco a nueve años, al pasar de cinco a diez fallecimientos. Y pasan de 14 a 20 las contabilizadas de un año a otro (+30%) entre 20 y 24 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook