12 de noviembre de 2020
12.11.2020
La Opinión de Málaga
Tribunales

La Junta de Andalucía crea un nuevo juzgado de lo Penal en un semisótano

El juzgado, abierto desde el pasado 3 de noviembre, carece de ventanas, tienes cristales opacos, la luz propia de un pasillo y aire acondicionado sin regulador y carece de cuarto de baño

12.11.2020 | 13:48
La Junta de Andalucía crea un nuevo juzgado de lo Penal en un semisótano

"Si no tenían medios para abrirlo, debían haber renunciado como han hecho otras comunidades autónomas. Podían haber esperado a tener los medios adecuados, pero no abrir así". Así de claro lo dicen fuentes judiciales conocedoras del flamante nuevo juzgado de lo Penal 15 de Málaga. Flamante sobre el papel porque el juzgado se ha creado en un semisótano que "ninguna de las personas que han participado o tienen competencias sobre su creación, se ha dignado siquiera a visitar", según denuncian dichas fuentes.

"La creación de un nuevo juzgado de lo Penal es a todas luces necesario pero en condiciones", explican las fuentes judiciales. "Lo que no tiene sentido, y menos en plena pandemia de Covid-19, es que metan a doce personas en un semisótano, sin ventanas, con cristales opocas, sin luz natural, sin regulador de aire acondicionado a la que sólo llega el último tramo de una canalización de aire acondicionado que termina en dos antiguas salas de vistas que se han utilizado para crear un juzgado nuevo al que se le ha añadido parte de un pasillo para tener algo de espacio".

El resultado "es un zulo sin ventilación ni cuarto de baño en plena pandemia que incumple todos los protocolos de la Junta de Andalucía para frenar la pandemia del Covid-19 ya que carece de pantallas de seguridad y tan siquiera tiene ventanilla de atención al público para evitar que entren al interior de las dependencias", afirman.

Los funcionarios del juzgado de lo Penla 15 han escrito varias cartas a la Delegación de Justicia, que aún esperan respuesta; y han hablado con la gerente de la Ciudad de la Justicia. "Nosotros estamos en un semisótano pero la gerencia dispone en la cuarta planta de más de 120 metros cuadrados para la gerente y dos funcionarios de la Junta de Andalucía. Cualquiera que conozca la Ciudad de la Justicia sabe que es escandaloso el espacio que tienen arriba comparado con el nuestro".

El personal de Penal 15 ha propuesto bajar un juzgado depósito que existe en la cuarta planta, frente a la gerencia, donde se guarda documentación del caso Malaya, que ya está cerrado. "En vez de bajar esa documentación al sótano y subirnos a nosotros lo único que responde la gerente es que nuestra situación es provisional. Pero ¿provisional hasta cuándo? Si no había espacio deberían haber renunciado a crear el juzgado", insisten.

Más suerte ha tenido el personal del otro juzgado recién creado, el juzgado de Familia 21, ya que se ha instalado en la cuarta planta, frente a la gerencia de la Ciudad de la Justicia, donde hasta ahora estaba el juzgado de vigilancia penitenciaria, que ha sido trasladado hasta la biblioteca ya que apenas suele recibir visitas.

"El juzgado de Familia 21 sí se ha inaugurado a bombo y platillo en la cuarta planta, con la excusa de que en esa misma planta ya se encuentra el otro juzgado de Familia y es lógico que ambos estén juntos pero la gerencia dispone de más de 120 metros cuadrados para tres personas que se podrían reacondicionar perfectamente para ubicar allí el juzgado de lo Penal 15 y los funcionarios pudiéramos trabajar en condiciones dignas y con las medidas de seguridad y prevención laboral adecuadas frente al Covid-19", insisten las fuentes judiciales.

Los funcionarios afirman que lo único que les han prometido es que les van a hacer un agujero en una pared de pladur para atender al público sin que tengan que entrar al juzgado ya que carece de ventilación. "Y para combatir al Covid nos han puesto a tope el aire acondicionado, que nosotros no podemos regular, sin haber limpiado las conducciones cuando estas salas ya no se utilizaban".

Respuesta de la Junta


La Junta de Andalucía ha respondido que el juzgado de lo Penal 15 se ha situado en la planta semisótano, donde ya estaban ubicados y vienen funcionando desde hace años otros tres juzgados de lo Penal más (los números 12, 13 y 14) y tres juzgados de Violencia sobre la Mujer. "No es el primer juzgado que tiene esta ubicación", afirman.

La Administración de Justicia añade que "al no disponer de ventanas que permitan la ventilación natural, el juzgado dispone de un sistema de ventilación artificial. En las instalaciones se llevaron a cabo mediciones para comprobar los canales de ventilación. En esa primera medición se detectó que dichos canales eran irregulares y, por tanto, se realizaron ajustes del sistema de ventilación para que la misma fuera uniforme y suficiente en todo el espacio".

La Junta afirma que una vez hechos estos ajustes se hizo una nueva medición en la que se comprobó que los canales de ventilación son adecuados, y cuentan así con el visto bueno de Prevención de Riesgos Laborales. "No existe ningún protocolo en los que se establezca la obligatoriedad de que la ventilación deba ser natural, si no que cuando esta no exista debe ser mediante sistemas artificiales de ventilación, que incorporan aire nuevo al espacio y extrae el existente en el mismo, es decir, se renueva".

En cuanto a la falta de luz, la Junta afirma que se ha comprobado y reconoce que las iluminarias son insuficientes por lo que ha anunciado que se van a reforzar.

En cualquier caso, la Administración de Justicia afirma que el juzgado se ha instalado en este espacio de forma provisional, ante la necesidad de llevar a cabo su apertura, pues la Ciudad de la Justicia de Málaga construida hace tan solo 13 años por el anterior Gobierno, carece de espacios disponibles para ubicar nuevos juzgados.

"Esto ha obligado a proyectar una obra en la planta baja para poder ganar espacio para los nuevos órganos judiciales. Esta actuación es de mayor envergadura que la que se ha realizado para poner en marcha el Penal 15 y por eso se optó por esta solución provisional".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook