17 de noviembre de 2020
17.11.2020
La Opinión de Málaga
Coronavirus

La Covid-19 se agrava en pacientes con enfermedades pulmonares crónicas

Los expertos recomiendan dejar de fumar y no pasar por alto la medicación salvo por indicación médica

17.11.2020 | 12:55
La Covid-19 podría dificultar más la respiración de una persona con EPOC

Los pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) tienen en estos tiempos de pandemia por COVID-19 una preocupación extra ante la duda de si su condición puede aumentar las posibilidades de contraer la infección. El jefe del Servicio de Neumología del Hospital Quirónsalud Málaga, José Daniel Alcázar, aclara que el coronavirus puede tener una evolución más grave en estos pacientes con mayor incidencia de ingresos en la Unidad de Cuidados Intensivos y en el uso de ventilación no invasiva.

No obstante, el médico aclara que según los estudios publicados recientemente no se ha demostrado que la EPOC suponga un factor de riesgo para padecer el virus.

El Hospital Quirónsalud Málaga y su equipo de Neumología conmemoran el Día Mundial de la EPOC que se celebra esta semana con el propósito de informar y concienciar los riesgos que tiene la enfermedad, como la necesidad de llevar un control y seguimiento de la misma. "No es una simple tos del fumador, sino una enfermedad pulmonar potencialmente mortal que, en muchos casos, queda sin diagnosticar", manifiesta Alcázar.

La EPOC es una enfermedad que afecta a los pulmones y las vías respiratorias, al igual que el virus SARS-CoV-2, por lo que esta infección podría dificultar más aún la respiración. Los síntomas más habituales son la falta de aire, la expectoración excesiva y la tos crónica. "A medida que la enfermedad empeora, las actividades cotidianas, como subir unos cuantos escalones, pueden verse muy dificultadas", añade .

El neumólogo puntualiza que los últimos fármacos han estado en el punto de mira durante la pandemia por considerarse un retraso en la curación de la Covid-19, hasta que se ha demostrado lo contrario, ya que pueden tener un efecto protector contra una peor evolución de la enfermedad. Además, el médico añade dos de las recomendaciones más importantes para los pacientes con EPOC: dejar de fumar y no dejar su medicación salvo por indicación médica.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica está presente en individuos con síntomas como disnea, tos, expectoración crónica y sibilancias expuestos a factores de riesgo como el tabaco. "El 90 por ciento de las personas con EPOC han sido fumadoras; consumidoras de un hábito nocivo evitable", destaca.

El último estudio epidemiológico poblacional realizado en España, Epidemiologic Study of COPD in Spain, revela que la prevalencia de EPOC en mayores de entre 40 y 80 años es del diez por ciento, que aumenta con la edad o con el consumo de tabaco. Entre un 20 por ciento y un 30 por ciento de los casos de EPOC se presentan en no fumadores.

EPOC, factor de riesgo en otras patologías

Como decía José Daniel Alcázar, la EPOC no es un factor de riesgo para la Covid-19 pero sí sobre varios procesos de salud. El cáncer de pulmón es uno de esos casos, y su detección de la misma es de vital importancia. El cribado de cáncer de pulmón con tomografía de tórax de baja dosis de radiación (TBDR) ha demostrado sus beneficios, al permitir identificar casos de cáncer en estadio precoz y conseguir reducir la mortalidad por esta enfermedad.

Los pacientes con EPOC también tienen más volumen de grasa epicárdica, que se asocia a mayores niveles de calcio coronario, lo que lleva a una mayor incidencia de patología cardiovascular. También los que sufren osteoporosis tienen mayor grado de enfisema y afectación de pequeña vía aérea con una menor densidad ósea a nivel de la primera vértebra lumbar con el consiguiente riesgo de fractura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook