17 de noviembre de 2020
17.11.2020
La Opinión de Málaga
Entrevista

«La economía circular ya es una cuestión de supervivencia para las empresas»

Tomás Azorín, director de Estrategia y Transformación de HeidelbergCement Hispania, destaca que «nuestra idea es mejorar la calidad de vida en el entorno de La Araña. Por eso creamos la Comisión de Sostenibilidad»

17.11.2020 | 05:00
Tomás Azorín, director comercial de Heidelberg Cement Group.

La cementera de La Araña lleva más de una década adaptándose a las diferentes normativas medioambientales y busca en su entorno más cercano sustitutivos de los combustibles fósiles para fabricar cemento y hormigón.

Tomás Azorín, director de Estrategia y Transformación de HeidelbergCement Hispania, que gestiona la cementera de La Araña, es uno de los participantes del evento 'Actuando en verde', organizado La Opinión de Málaga y Prensa Ibérica, con el patrocinio de Telefónica, Junta de Andalucía, Heidelberg Cement Group (FYM), Coca-Cola, Diputación de Málaga, Metro de Málaga, EMT, Acosol, Construcciones Fearral y Reciclados Roster, para el próximo viernes 20 de noviembre. Esta jornada se celebrará entre las 9.45 y las 12.30 horas del viernes en el Hotel Vincci Posada del Patio de la capital. Las intervenciones se podrán seguir de forma telemática en el enlace: http://www.eventosprensaiberica.es/evento/actuando-en-verde-malaga/


El año que viene cumplen 100 años en su ubicación en Málaga ¿Cuáles han sido las medidas más importantes para reducir el impacto medioambiental tomadas por su empresa?
En 100 años nos hemos adaptado a lo que nos han ido pidiendo. En 2007 acabamos la reforma de la fábrica adaptada a las normativas medioambientales, invertimos 130 millones de euros y nos convertimos en la fábrica de cemento más moderna del mundo. Desde entonces hemos ido destinando una media de 3 millones de euros anuales a seguir adaptándonos a las normas de reciclaje y medioambiente. Hemos bajado el uso de combustibles fósiles y hemos subido de uso de energías renovables que aumentan la eficiencia energética de nuestra actividad.

¿Cómo están reduciendo el uso de combustibles fósiles?
Buscando en el entorno sustitutivos de estos combustibles. Creemos en la economía de proximidad y por eso buscamos estos sustitutivos en el entorno con dos condicionantes: que tengan cero emisiones medioambientales y que el producto que fabricamos mantenga su prestación cien por cien. Trabajamos con neumáticos usados y con orujo de la fabricación de aceite, etc. y entonces adaptamos nuestra fábrica a esos nuevos materiales. Por último, informamos a las autoridades, administraciones y a los vecinos de la fábrica de todas estas actuaciones.

La economía circular es muy importante en su día a día en la fábrica, ¿no es así?
Tenemos un objetivo a nivel de grupo que es ser líderes en el mundo en neutralidad carbónica (emisiones de Co2) y conseguir un 0% de emisiones en el año 2050. Para conseguir estos objetivos es imprescindible la economía circular. La economía circular no es una opción sino que es una cuestión de supervivencia. A partir de ahí, aprovechamos materiales que otros usan (neumáticos, orujo) y hacemos un producto (cemento, hormigón) que es altamente reciclable y que perfectamente sus residuos pueden acabar en nuestra fábrica para iniciar de nuevo el proceso de fabricación.

Son de las primeras empresas que implantaron una Comisión de Sostenibilidad.
Sí, creo que en Málaga fuimos de los primeros que creamos este tipo de comisión. La idea es mejorar la calidad de vida en el entorno de la fábrica. La comisión la forman, empleados, vecinos, administraciones públicas y representantes de la fábrica. Nos reunimos cada trimestre y analizamos el comportamiento ambiental y las necesidades en este sentido que se van planteando.

¿Cómo reciclan los residuos de la fábrica?
La fábrica no genera residuos en su proceso productivo. Sí hay un pequeño residuo en aceites de mantenimiento que son tratados de diferente forma. Como necesitamos para nuestra fabricación residuos de otras actividades, los primeros con los que trabajamos en este sentido de concienciación de la recogida selectiva de basuras son nuestros trabajadores.

¿Se hace necesaria una educación ambiental y mejores políticas de comunicación para concienciar de la necesidad de iniciar una transición hacia lo sostenible?
Rotundamente, sí. Hay que actuar más individualmente, no dejarle la responsabilidad exclusivamente a administraciones y empresas.

¿Cómo es su relación con el entorno poblacional donde se sitúa la fabrica (La Araña)?
Abierta, franca y constructiva. Ya hemos hablado de la Comisión de sostenibilidad, durante la pandemia hemos trabajado para reducir el impacto de la pandemia en la zona.

¿Qué grado de compromiso con la sostenibilidad tienen las instituciones españolas y las empresas españolas?
Los problemas de sostenibilidad no tienen fronteras. Pero trabajar en solucionar esos problemas sí las tiene. En este sentido la UE es pionera y por eso estamos en la zona del mundo donde más se trabaja en este sentido, políticas, normativas, leyes. Aquí se trabaja mucho más en este sentido que en otras zonas como son EEUU y China, por citarte otro dos gigantes. La UE solo emite el 9% de las emisiones totales del planeta y la industria europea solo emite el 17% de ese 9% que emite nuestro continente (el suministro y el transporte suponen el 50% de las emisiones europeas). China, EEUU y la India emiten el 50% de las emisiones. En los próximos años estos países deben trabajar mucho y bien para intentar paliar todo el daño que le hacen al planeta.

¿Estamos lejos o cerca de que la sostenibilidad sea un indicador de las empresas?
Ya es un indicador de la competitividad y es un valor que atrae a los inversores. La Unión Europea es pionera en este tipo de cuestiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook