19 de noviembre de 2020
19.11.2020
La Opinión de Málaga
Coronavirus

Málaga es la provincia andaluza con menor tasa de incidencia

Este índice para los últimos 14 días es de 314,8 casos. Europa señala como «riesgo extremo» aquellos territorios por encima de los 150

18.11.2020 | 19:02
Imagen del cribado en Almáchar

Málaga es la provincia andaluza con la menor tasa de incidencia acumulada en los últimos 14 días, con 314,8 casos notificados por cada 100.000 habitantes, según refleja el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía.

En el otro extremo, se sitúa Granada, con una tasa de 977,9 casos, seguida de Jaén, con 736,5 casos; Sevilla, con 546,5 casos; Córdoba, con 495,9 casos; Huelva, con 494,8 casos; Cádiz, con 464,4 y Almería, con 445,2 casos notificados.



Aún así, y pese a que la provincia malagueña es la que menor tasa presenta de toda la comunidad, sigue muy por encima de lo que se considera «riesgo extremo», según el propio baremo establecido por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud , que fija el máximo en 250 casos por cada 100.000 habitantes. El umbral del Centro Europeo para el Control de Enfermedades cierra aún más la horquilla, señalando el límite en 150 casos por cada 100.000 habitantes.

A nivel regional, la tasa de incidencia acumulada es de 533,3 casos. Hace un mes, la tasa en Andalucía era de 270,81 casos por cada 100.000 habitantes, según el informe nº231 del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, y se mantenía por debajo de la media nacional, entonces fijada en 312,22 casos.

Aunque la región continúa en niveles mucho más elevados que en meses anteriores, la evolución de esta tasa, una de las principales varas de medir en el desarrollo de la pandemia, parece haberse consolidado en el descenso

El 9 de noviembre, primer lunes después de que la Junta activase las restricciones a la actividad no esencial y los cierres perimetrales, la comunidad registraba una incidencia acumulada de 576,76 casos por cada 100.000 habitantes (informe nº 246).

Por tanto, el ritmo de los contagios en Andalucía empieza a ralentizarse progresivamente tras semanas batiendo récords , un hecho esencial para evitar un futuro colapso del sistema sanitario «en diferido», esto es, dos semanas después de las notificaciones, cuando los nuevos casos se agravan y necesitan pasar a planta.

El último parte de la Consejería de Salud y Familias señala una tregua en los hospitales malagueños, con once ingresos menos, tras la dura jornada del martes en la que se sumó una veintena de pacientes con Covid-19.

Actualmente, Málaga mantiene 398 hospitalizados, 54 de ellos en UCI. Solo en la última semana se han hospitalizado a 155 malagueños con el virus.

En cuanto a Andalucía, la tónica es similar. En el día de ayer, la presión asistencial se redujo con 75 pacientes menos, aunque los hospitales de la comunidad siguen atendiendo a 3.281 ingresados, de los que 528 están en cuidados intensivos, un panorama que supera con creces a la primera ola, que alcanzó su máximo el 30 de marzo, con 2.709 pacientes.



El consejero del ramo, Jesús Aguirre, aseguró ayer que una quinta parte de las camas en los centros hospitalarios de la comunidad están ocupadas por pacientes con Covid-19 y, además, negó, en la línea del consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, que haya «colapso» en el Sistema Sanitario Andaluz porque aún se dispone de cierto «colchón». Los hospitales andaluces cuentan, por ahora, con un 30% de camas disponibles.

Por tanto, aunque los datos empiezan a mostrar signos de cierta moderación en la evolución de la pandemia, Andalucía sigue muy por encima de los umbrales aceptables. Por ello, las autoridades sanitarias y las administraciones públicas siguen pidiendo prudencia y adelantando su intención de mantener las restricciones.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook