20 de noviembre de 2020
20.11.2020
La Opinión de Málaga
Aeropuerto

Málaga y tres municipios coordinarán sus alegaciones por servidumbres aéreas

Recuerdan que hay que encontrar un equilibrio entre seguridad aeronáutica y desarrollo urbanístico

19.11.2020 | 20:12
Málaga y tres municipios coordinarán sus alegaciones por servidumbres aéreas

Los alcaldes Francisco de la Torre, José Ortiz, Joaquín Villanova y Jorge Gallardo, en representación de sus respectivos municipios, Málaga, Torremolinos, Alhaurín de la Torre y Cártama, además del delegado de Fomento e Infraestructuras de la Diputación, Francisco Javier Oblaré, y el rector de la Universidad de Málaga (UMA), José Ángel Narváez, se reunieron ayer en el Ayuntamiento de la capital para coordinar sus alegaciones a las nuevas servidumbres aéreas.

En el curso del mencionado encuentro, las seis instituciones acordaron presentar alegaciones al documento que establece las servidumbres aeronáuticas del aeropuerto de Málaga, que ahora se encuentra en información pública, con el objetivo de flexibilizarlo para que su aplicación sea compatible con los proyectos, recogidos en planes generales en vigor, previstos en el área metropolitana.

Así, según precisaron en el comunicado conjunto, las seis instituciones reclaman que se encuentre un equilibrio entre seguridad aeronáutica y desarrollo urbanístico.

Para ello, el Ayuntamiento de Málaga, de acuerdo con los demás participantes en la reunión, ha contratado a la empresa malagueña Aertec Solutions, consultora especializada en el sector aeronáutico, que se encargará de elaborar las alegaciones con el mejor criterio técnico y el objetivo de alcanzar la flexibilidad y el equilibrio mencionados.

Esas servidumbres aéreas, dijo recientemente el edil de Ordenación del Territorio, Raúl López, eran unas en relación al último PGOU y, por tanto, permitían edificar hasta una determinada altura; ahora, indica, «AENA ha cambiado las reglas de juego a mitad de partido», es decir, las endurece, las revisa, y ello afecta directamente al techo edificable de esos proyectos públicos de ampliación del PTA y de la UMA, pero también choca, por ejemplo, con al altura de varias de las torres o rascacielos para los que Urbanismo ha dado licencia de obra. No afectó, por ejemplo, a las torres de Metrovacesa o Sierra Blanca Estates en el frente marítimo occidental porque ya están en marcha, pero sí ha habido que reducir la altura de los edificios de la promoción de la Térmica, anexa al anterior, y lo mismo pasa con otros planes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook