La Udyco Costa del Sol detectó en agosto en una nave del polígono El Viso movimientos relacionados con el narcotráfico. Según fuentes cercanas al caso, los investigadores del Grupo I de Estupefacientes no tardaron en reconocer a los protagonistas, incluido el cabecilla de la organización, como integrantes de los Romualdos, uno de los clanes más activos de la Palma-Palmilla. Las pesquisas revelaron que el grupo intentaba aparentar un cambio de vida. Se habían mudado a una zona residencial para pasar desapercibidos y usaban como tapadera un establecimiento de compraventa y alquiler de vehículos.

Pero las cosas no habían cambiado tanto. Los investigados tomaban grandes medidas de seguridad, tanto en sus desplazamientos como en sus comunicaciones. Cambiaban constantemente de vehículos, usaban teléfonos encriptados y realizaban numerosos portes a diferentes municipios de Málaga y Granada. Finalmente, los investigadores localizaron las viviendas de los integrantes de la banda y los lugares donde ocultaban la droga. El pasado día 29 de noviembre se llevó a cabo este operativo con varios registros domiciliarios que han permitido la incautación de 23 kilogramos de cocaína, 1.100 gramos de hachís y 348.000 euros en efectivo. Los agentes también han encontrado cuatro armas, munición, envasadoras, un contador de dinero y ocho vehículos, entre otros efectos.

La investigación culminó con la detención de cinco personas. La autoridad judicial competente ha decretado el ingreso en prisión del cabecilla de la red y su lugarteniente. En el trascurso del dispositivo también se procedió a la detención de un hombre con 14 reclamaciones judiciales en vigor, nueve de ellas con decreto de ingreso en prisión.