08 de diciembre de 2020
08.12.2020
La Opinión de Málaga
Política municipal

Proponen la elaboración de un plan de movilidad laboral segura y sostenible

Zorrilla: "En Málaga capital se producen diariamente 3,4 accidentes de tráfico en trayectos de trabajo, con un riguroso estudio técnico, participación y un firme apoyo institucional para incentivar cambios en la movilidad podemos avanzar hacia unos desplazamientos al trabajo seguros, sostenibles y eficientes"

08.12.2020 | 13:43
La autovía A-7.

La confluencia de Izquierda Unida y Podemos en el Ayuntamiento propondrá en la Comisión Plenaria de Movilidad "la realización de un estudio técnico de diagnóstico para la elaboración de un Plan de Movilidad al trabajo en Málaga, con la participación de los sindicatos, y que incluya medidas e incentivos para favorecer unos desplazamientos laborales seguros y sostenibles del personal del Ayuntamiento de Málaga y sus empresas y organismos dependientes, así como una movilidad laboral más segura y sostenible para el conjunto de la población activa malagueña".

El concejal portavoz de la confluencia, Eduardo Zorrilla, explica que "los desplazamientos por motivos laborales suponen entre el 35 y el 40% de los viajes en día laborable y más del 60% de esta movilidad se realiza con vehículos privados, lo que deriva en un alto impacto que acarrea accidentes, congestión viaria y consumo y emisiones contaminantes excesivas. Hasta el punto de que en Málaga capital se producen diariamente 3,4 accidentes de tráfico en trayectos de trabajo. Según datos publicados por el sindicato CC.OO. en la provincia de Málaga, hasta agosto de 2020 la siniestralidad por desplazamiento bien en misión o bien in itinere alcanza al 27,4 por ciento de los accidentes, ascendiendo a 2.629 personas afectadas, 1.522 in itinere y 1.107 en desplazamientos o en misión. El 54,6% de estos accidentes se han producido en Málaga capital, donde se han sufrido 834 siniestros hasta agosto".

Zorrilla argumenta que "según datos del INE Málaga ocupa el último lugar en cuanto al uso del transporte público entre los municipios españoles mayores de 500.000 habitantes, con una tasa de solo el 17,2%, muy lejos de 47,5% de Barcelona o el 43,3% de Madrid. Por ello, el primer paso que ha de dar el ayuntamiento es llevar a cabo un estudio profundo de la movilidad al trabajo, a partir de este diagnóstico podremos definir las mejoras que han de aplicarse en favor de un modelo de movilidad más sostenible y seguro para los trabajadores y trabajadoras".

Para el portavoz de la confluencia es esencial "valorar la implementación en Málaga de algunas buenas prácticas que han dado resultados positivos en otras ciudades españolas e internacionales como la creación de comunidades de coche compartido, el fomento del teletrabajo y las reuniones no presenciales, el apoyo a la utilización del transporte público, la creación de bonos de autobús a precios especiales para trabajadores, el fomento del uso de la bicicleta, la creación de rutas de empresa, el impulso a la intermodalidad, la creación de lanzaderas, la implementación de campañas de comunicación, el horario flexible para evitarse las horas punta y reducir el estrés por llegar puntual al trabajo, acciones de formación y sensibilización en seguridad vial, seguimiento y publicación de las estadísticas de accidentalidad vial, crear la figura de gestor de la movilidad al trabajo, proveer aparcamientos cerrados y con video vigilancia y control de acceso para bicicletas, ofertar y distribuir a la plantilla materiales de seguridad, cursos de formación, guías informativas y formativas y mecanismos de financiación en la adquisición de las bicicletas", informa la confluencia en un comunicado.

La concejala portavoz adjunta de la confluencia de Podemos e IU, Paqui Macías, apunta a la necesidad de "tener presente el gran cambio experimentado en Málaga en las últimas décadas en cuanto a su expansión horizontal, con un aumento de desplazamientos desde 'ciudades-dormitorio', circunstancia que puede ser una de las causas del uso exagerado del transporte privado, junto con la necesaria mejora de la conectividad a través del transporte público. Otros factores para tener en consideración son la irrupción de nuevos vehículos de movilidad personal, como los patinetes eléctricos, para los que es preciso estudiar un encaje óptimo. Así como la potenciación de una red de carriles bici, ya que la existente en la actualidad es escasa y está mal diseñada en muchos puntos de su recorrido".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook