08 de diciembre de 2020
08.12.2020
La Opinión de Málaga
Camino del Colmenar

Más seguridad en Olletas

Vecinos de Monte Dorado aplauden la llegada de un tramo de aceras que venían reclamando desde hacía 15 años y que está realizando la Junta

07.12.2020 | 20:49
Vecinos de Monte Dorado, el martes de la pasada semana delante de las obras de la Junta en el Camino del Colmenar.

Ahora, reclaman que continúe las obras en el tramo más peligroso, sin aceras, sin luz y sin apenas espacio, que deben recorrer a pie hasta llegar al barrio - La delegada de Fomento responde que con la normativa actual «no cabe una acera» porque habría que comer terreno al monte y se trataría de una obra más ambiciosa

El pasado jueves, la delegada de Fomento, Carmen Casero, visitó las obras que su consejería realiza en el Camino del Colmenar, se trata de un tramo de algo más de cien metros en el Camino del Colmenar, próximo a las urbanizaciones Balcón de Olletas, Pinares de Olletas y Jardines de Olletas, en el que se han instalado una tubería de aguas pluviales y aceras. También está previsto un paso de cebra para acceder a las urbanizaciones y enlazar con la acera existente en el margen derecho, informó la Consejería de Fomento en una nota de prensa.

«Llevábamos reclamando esa obra 15 años así que la agradecemos», destacó a este periódico Miguel Campos, expresidente vecinal de Monte Dorado, dos días antes de la visita de la delegada. Precisamente, el pasado mes de febrero La Opinión recorría este tramo sin aceras con varios vecinos, entre ellos María Isabel López, vecina de Pinares de Olletas, que lo hacía en muletas porque tenía la cadera rota.

Las obras se producen después de 15 años de gestiones vecinales y de que la Junta de Andalucía -en su etapa socialista- se desvinculara de la seguridad vial en este tramo del Camino de Olletas, al informar por carta en 2006 a la asociación de vecinos que, al tratarse de una travesía urbana, le correspondía al Ayuntamiento las obras de mejora.

Finalmente, ha sido la Consejería de Fomento la que ha hecho posible esta esperada acera. En cualquier caso, los vecinos de Monte Dorado aprovecharon la visita de la delegada de Fomento para trasladarle la necesidad de que la obra continúe unos 200 metros más, hasta Monte Dorado, ya que se trata del tramo más peligroso: un camino escoltado por paredes de roca sin aceras ni farolas y por el que pasa una canaleta de aguas pluviales a ambos lados, lo que obliga a los vecinos a caminar casi rozando la carretera.

lLa semana pasada, en el tramo que piden que se cubra por el gran peligro que tiene para los vecinos.

«El peligro está sobre todo aquí», resaltó a La Opinión Pepe González, que recuerda que la canaleta se atasca con frecuencia de rocas y plantas y cuando llueve, el agua invade la calzada y bloquea el camino a los vecinos.

Salvador Rojas y Miguel Campos proponen a la Junta que cubra con una losa la canaleta, dejando entradas para las aguas pluviales. «Por ahí pueden andar los peatones», destaca este último.

La delegada de Fomento, Carmen Casero, contestó a los vecinos que según la normativa actual, por ese tramo «no cabe una acera» y sería necesario comer terreno al monte, lo que se trataría de una obra más ambiciosa. «No es una obra de acerado solo», indicó a este periódico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook