17 de diciembre de 2020
17.12.2020
La Opinión de Málaga
Transportes

Nuevo sistema de pago en los autobuses de la EMT

Los viajeros de la EMT notarán que la conocida máquina donde deben abonar el viaje está siendo sustituida por una nueva máquina de tecnología más avanzada

17.12.2020 | 21:58

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, han presentado este jueves la implantación del nuevo sistema de pago que se ha comenzado a instalar en los autobuses de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT).

La empresa municipal de autobuses adjudicó el pasado año a la UTE formada por las empresas ETRA e Inetum la renovación de todo el sistema de ayuda a la explotación y monética de la empresa municipal de transportes por un importe de 3,9 millones de euros.

Por su parte, la Junta de Andalucía tiene previsto durante el próximo año la migración a una nueva tecnología denominada Desfire, mucho más segura y flexible que permitirá nuevas funcionalidades, para lo cual apoyará a la compra de este nuevo sistema con una partida de 806.743 euros con cargo al Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Málaga.

Así, con a esta colaboración, las validadoras de la EMT serán las primeras en adaptarse y estar preparadas para admitir las futuras tarjetas del Consorcio para acceder al autobús.

Mejoras en el sistema de acceso y pago en el bus

La EMT ha comenzado ya los trabajos de instalación progresiva de las nuevas validadoras embarcadas. De esta forma, los viajeros de la EMT notarán que la conocida máquina donde deben abonar el viaje está siendo sustituida por una nueva máquina de tecnología más avanzada.

Junto a la validadora principal, cada autobús incorporará otras dos más: una tras el conductor, y otra en medio del bus, pensada para el pago de las personas de movilidad reducida (PMR), que acceden al bus mediante la parte central gracias al acceso por la rampa.

La instalación está prevista que continúe a lo largo de los próximos meses y se está trabajando intensamente para que las nuevas máquinas permitan seguir utilizando todas las tarjetas y títulos que en la actualidad utilizan los viajeros, tanto las tarjetas propias del Ayuntamiento como la del Consorcio.

Estos nuevos dispositivos son más rápidos y fiables que los anteriores, y permitirán el acceso más eficiente a los buses, mejorando la velocidad de embarque. En particular, incorpora la tecnología Desfire, que dispone de un sistema de encriptación de datos mucho más fiable que el anterior, al tiempo que permitirá la introducción de nuevos sistemas de pago más sofisticados.

Otra de las funcionalidades que traerán consigo el nuevo sistema es la posibilidad de la recarga a bordo del autobús. La EMT implementó la recarga online hace ya más de diez años, y ahora, mediante estás nuevas máquinas, se permite la recarga dentro del propio autobús.

En cuanto a los códigos QR, funcionalidad que ya está desarrollada en la validadora, permitirá adquirir un billete sencillo directamente desde aplicaciones móviles. Se abre así un nuevo camino que posibilita a otros integradores la oferta de billetes de transporte dentro de sus aplicaciones facilitando el concepto de MaaS (Movilidad como servicio) en los autobuses de Málaga, los metropolitanos, y el metro, así como la integración de otros operadores, como los de bicicletas compartidas, motos eléctricas, etcétera.

Integración  

Por otro lado, han recordado que se cumplen 15 años de la integración de la red de transporte urbano y metropolitano. Carazo ha valorado el trabajo conjunto de Junta y Ayuntamiento a través del Consorcio: "Desde el principio fue pionero en ese sistema de colaboración para, a través del Consorcio, implicar las autobuses urbanos en beneficio de los usuarios de la EMT de la ciudad de Málaga".

"En estos 15 años han pasado muchas cosas y se han ido asumiendo nuevas tecnologías", ha dicho, asegurando que se ha querido celebrar el 15 aniversario "sumándolo a la última mejora que la EMT va a incluir en su transporte en la ciudad".

Por tanto, ha subrayado, "se da un salto tecnológico importante", además de que se va a seguir fomentando el empleo del transporte público "que es el objetivo principal que nos une".

"A pesar de ser momentos complicados, difíciles, fruto de la pandemia no podemos tirar la toalla ni podemos dar un paso atrás", ha dicho la consejera, añadiendo que hay que recuperar "ese volumen tan importante" de usuarios del transporte público de Málaga que tiene el Consorcio, la EMT, y a lo que se suman los usuarios también del metro.

A juicio de la consejera, "estamos preparados para esa recuperación, "sumando, además, sistemas como este que vienen a mejorar el transporte público".

Por último, ha dicho que la Junta ofrece "lealtad, trabajo y mucha dedicación para seguir mejorando el sistema de transporte público, para recuperar usuarios en los meses que vienen de aquí en adelante, en suma, para seguir dando saltos importantes en materia de captación de usuarios de transporte público de forma conjunta".

Por su parte, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha valorado que es "un día importante", destacando, al igual que la consejera la colaboración entre la EMT y el Consorcio.

"Desde el principio, la ciudad de Málaga vio claro que el carácter metropolitano del Consorcio es una de las actividades que necesita trabajarse conjuntamente, con una visión supramunicipal y creando mecanismos que faciliten la fuerza del transporte público frente a un crecimiento del vehículo privado que ha sido intenso en toda el área metropolitana de Málaga", ha señalado el alcalde.

Por otro lado, sobre los 15 años han precisado que a finales del año 2005 se firmó el convenio para la integración de los autobuses urbanos dentro de la red del Consorcio de Transportes. Desde entonces, los viajeros con procedencia de los autobuses metropolitanos que han utilizado la tarjeta del Consorcio para acceder a los autobuses de la EMT se han incrementado año tras año.

La facilidad de uso y la integración tarifaria de toda la red de operadores que integran el Consorcio hacen que el viajero tenga la percepción de que se trate de una única red.

En 2014, con la puesta en funcionamiento del Metro, la tarjeta del Consorcio incrementó más de un 30 por ciento su uso en los autobuses de la EMT que pasaron de más de 700.000 viajeros anuales a cerca del millón en 2015.

En 2016 los viajeros que utilizaron la tarjeta del Consorcio para acceder a los autobuses de la capital superaron por primera vez el millón, alcanzando la cifra de 1.128.967 usuarios. El crecimiento se ha acelerado, superando en 2019 los 1,5 millones de viajeros metropolitanos.

En estos 15 años, EMT ha sido el operador mayoritario del Consorcio. Los viajeros metropolitanos que han utilizado la tarjeta de Consorcio para acceder a los autobuses de Málaga superarán los 12 millones en 2020.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook