18 de diciembre de 2020
18.12.2020
La Opinión de Málaga
Indignación vecinal

Los vecinos de Huelin y Cruz del Humilladero rechazan la zona azul

Las asociaciones vecinales de Huelin y Jardín de la Abadía reiteran los perjuicios para los no residentes - En la Cruz del Humilladero recuerdan que se han opuesto a la zona azul en tres consultas

17.12.2020 | 20:28
Vecinos de Huelin, ayer, en el SARE de la calle Pintor de la Fuente Grima.

Las asociaciones de vecinos Torrijos (Huelin), Parque del Mar (Jardín de la Abadía) y La Cooperación (la Cruz del Humilladero) mostraron ayer su total rechazo a la zona azul, en fase de pruebas durante seis meses en Huelin desde el pasado lunes, y prevista para el 11 de enero en la Cruz del Humilladero.

En el caso de los vecinos de este último barrio, mostraron su negativa en una reunión mantenida ayer con el concejal de Movilidad, José del Río, en la que le recordaron que desde 2016 han rechazado el SARE en tres consultas sucesivas de forma abrumadora, declaró Antonio Vega, presidente vecinal de La Cooperación.

Este dirigente vecinal recordó por otro lado que tras la consulta de 2018, «el alcalde dijo que mientras los vecinos no quisiesen no se pondría la zona azul». La Cooperación además, en un escrito enviado ayer a la concejala del distrito Teresa Porras, calificó de «desinformaciones abocadas a conclusiones tendenciosas» el respaldo vecinal expuesto por el concejal José del Río en la Comisión de Movilidad, algo que niegan.

En Huelin, ayer, responsables de la plataforma ´No al SARE' y de las asociaciones de vecinos de Torrijos y Parque del Mar, acompañados por una treintena de vecinos, reiteraron su oposición en un encuentro con La Opinión que tuvo lugar en una semivacía calle Pintor de la Fuente Grima, una de las designadas como zona azul.

El presidente de Torrijos, Francisco Moya, argumentó la negativa en que «este es un barrio obrero, aquí siempre hemos aparcado y la gente no tiene por qué gastarse un euro en nada», destacó y lamentó que este colectivo, «que lleva 42 años en el barrio», no fuera informado por el Ayuntamiento de la decisión.

En opinión del dirigente vecinal, con la llegada del SARE el problema de la falta de aparcamiento «se ha multiplicado», porque se han llenado zonas como La Princesa, «donde antes encontrabas un hueco».

Además, incidió en que la zona azul está perjudicando a los comerciantes, «porque no tienen el mismo resultado que antes, dado que ahora está todo vacío y por la tarde esto es una desolación, por lo que muchos comercios cierran directamente por la tarde, después de la comida, ya que no les merece la pena abrir». Francisco Moya pidió también al alcalde que solucione la falta de plazas «con más aparcamientos municipales» y que retire la zona azul.

A su lado Antonio Pérez, vicepresidente vecinal de Parque del Mar, lamentó en este sentido que el Ayuntamiento no hiciera caso a los vecinos y sus dos parking municipales de Huelin se quedaran en 250 plazas , «en lugar de 500 como le dijimos».

El dirigente de Jardín de la Abadía consideró «ilógica» la implantación del SARE, «porque la zona azul la utilizaban para aparcar las casi 5.000 viviendas de Jardín de la Abadía que ahora no tienen dónde aparcar y por mucha zona azul que pongan, no pueden dar 5.000 tarjetas si no hay plazas».

A este respecto, Isabel Romero, portavoz de la plataforma ´No al SARE' recordó que el número de plazas de aparcamiento en Huelin es bastante menor que el número de vecinos, por lo que consideró «incoherente» el SARE.

También hablaron vecinos como Aníbal Arjona, que contó que ahora se ve obligado a ir al trabajo en patinete eléctrico y no en coche y consideró incoherente que el horario del SARE no coincida con el de los bares, el colectivo que se pretendía beneficiar con esta medida. A su lado, otra vecina destacó que con los gastos de mascarillas, geles y con muchos vecinos en ERTE, paro o sin desempleo, la zona azul llega en el peor momento.

También otra vecina, Elena, lamentó no ser residente para el SARE y por tanto, perjudicada por la medida, mientras que Julia, vecina del barrio, criticó que el SARE va a provocar peleas «entre vecinos» por falta de aparcamiento.

Respuesta de Mahos

Fuentes de la directiva de Mahos, la Asociación Malagueña de Hosteleros, respondieron ayer que la petición de SARE en Huelin partió de Mahos tras reuniones «con los empresarios y la asociación de vecinos, así como con los grupos de PP y el PSOE». Estas fuentes consideran que el SARE «es una ventaja para el barrio, que tenía muchos problemas de falta de aparcamiento, con lo que conlleva de contaminación, ruido y embotellamientos. La zona azul permitirá que la gente vaya a Huelin, sabiendo que va a poder aparcar». A su juicio, «cuando avance más el tiempo estarán de acuerdo con su implantación».

Respuesta del Ayuntamietno

Por su parte, el concejal de Movilidad, José del Río, negó ayer que hablara del consentimiento al SARE de los vecinos de la Cruz del Humilladero. «El pleno está grabado, se puede comprobar», subrayó.

Con respecto a Huelin, recordó que los vecinos pueden aparcar de forma gratuita «desde las 20 horas a las 8 de la mañana y si hay petición de tarjetas de residentes en calles colindantes nos lo plantearemos». De hecho, informó de que ya cuentan con unas 200 solicitudes y que una calle, «con una petición muy alta» pero fuera de la zona azul, se podría incorporar.

Además, recalcó que en este periodo de prueba se medirá si con el SARE se ha mejorado «en seguridad, para acabar con los gorrillas; en rotación para mejorar el comercio y si hay más facilidades de aparcamiento para los residentes». Si a los seis meses conseguimos esos ratios es que la gente estará satisfecha, si no los conseguimos, entonces será absurdo mantenerlo y lo quitaremos», señaló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook