23 de diciembre de 2020
23.12.2020
La Opinión de Málaga
Sucesos

Cae en Málaga una banda que cerraba grandes transacciones con dinero falso

La Policía Nacional detiene a cuatro personas que pretendían estafar 170.000 euros pagando a las víctimas con la mayoría de los billetes falsificados

22.12.2020 | 20:47
Una agente comprueba el dinero intervenido.

La Policía Nacional ha desarticulado en Málaga una organización dedicada a las estafas a través del Rip Deal (trato sucio) en una operación que suma cuatro italianos detenidos como presuntos autores de los delitos de pertenencia a organización criminal y estafa. Entre los efectos intervenidos figuran 11.000 euros en moneda de curso legal, 200.000 euros en facsímil (billetes de imitación o reproducción exacta), seis móviles, una máquina contadora de dinero y un turismo.

La investigación comenzó al tener conocimiento los Grupos I y II de Delitos Económicos de la UDEV/UDEF de la proliferación en la Costa del Sol de actos encaminados a las estafas mediante el Rip Deal, técnica que consiste en localizar a posibles perjudicados, normalmente a través de la red, que pretendan vender un bien suntuoso. Una vez captada su atención desarrollan una puesta en escena mostrando ostentación y poder adquisitivo. Tras ganarse su confianza, cierran el acuerdo concretando la cita para realizar una transacción que se fija en un corto periodo de tiempo para evitar que la víctima se pueda percatar del engaño mostrando grandes cantidades de dinero en fajos que entregan al perjudicado para que verifique su autenticidad. Sin embargo, sólo uno de los billetes es de curso legal, mientras que el resto son de imitación o reproducción exacta que no son detectados como tales hasta que el negocio ha sido cerrado y los estafadores han huido. Estos hechos son cometidos por organizaciones perfectamente estructuradas, donde hay un reparto claro de funciones entre sus miembros -localización y captación de víctimas, vigilancia, transporte del dinero, alquiler de vehículos?-, teniendo un carácter trashumante con ramificaciones internacionales.

Tras tener conocimiento los agentes de la Comisaría Provincial de una posible transacción en un centro coworking -oficinas de alquiler donde autónomos y particulares desarrollan su actividad laboral compartiendo espacios- de la capital, se estableció un dispositivo de seguimiento y vigilancia en las inmediaciones del lugar. Los agentes detectaron a varios hombres que habrían accedido al centro de trabajo con un maletín y otros efectos. Tras su identificación, comprobaron que portaban 11.000 euros en billetes auténticos, 200.000 euros en facsímil y una máquina de contar billetes. Uno de ellos se encontraba en busca y captura por hechos similares a los investigados cometidos en 2008. El dispositivo logró abortar esta transacción fraudulenta, permitiendo constatar que los presuntos autores pretendían estafar 170.000 euros mediante esta modalidad delictiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook