30 de diciembre de 2020
30.12.2020
La Opinión de Málaga
Operación Monteros

Cae en Málaga un grupo de narcos que trasladaba a sus pilotos desde Madrid para alijar hachís

La operación suma siete detenidos y 843 kilos de droga intervenidos. Otras cuatro personas están en busca y captura

30.12.2020 | 10:48
Momento de las detenciones.

La mayor parte de la organización, incluidos los pilotos de las narcolanchas, residía en Madrid y se desplazaban continuamente a Málaga para operar con otros miembros de la banda. Una operación conjunta de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria ha detenido en la Costa del Sol ha detenido a siete personas y ha intervenido 843 kilogramos de hachís, mientras que otras cuatro han sido identificadas y se encuentran en busca y captura.

Las investigaciones comenzaron en octubre del año pasado, cuando los agentes recibieron información relativa a una organización cuya estructura estaba formada por individuos de origen magrebí y español con numerosos antecedentes policiales por diferentes delitos. La mayor parte de sus miembros se desplazaban desde la capital de España a Málaga para trabajar con el resto de integrantes. Para llevar a cabo esta operación, fueron necesarios meses investigación, seguimientos y vigilancias de sus integrantes. Según ha informado el Ministerio del Interior, la estructura de la organización era jerárquica, con una distribución funcional, siendo muy peculiar y poco habitual que los pilotos de las embarcaciones y la mayor parte de la organización se encontraban asentados en Madrid.

La organización ha estado implicada en diversas operaciones de introducción de droga a bordo de diferentes tipos de embarcaciones. Ya a principios del pasado mes de octubre se abortó la introducción de parte de la mercancía cuando fueron detectados tres de los integrantes a bordo de una lancha. Aunque llevaron a cabo el alijo de una parte de la mercancía, como consecuencia del temporal y ante el temor de haber sido detectados por los agentes, arrojaron algunos fardos de hachís al mar que intentaron recuperar con posterioridad. Lograron introducir once fardos, unos 500 kilogramos de hachís tras perder el resto de la mercancía. Uno de los integrantes se encargó de meter los paquetes en el todoterreno preparado para trasladar la droga hasta un lugar determinado, donde lo almacenarían y lo ocultarían.

A finales del mismo mes, los agentes detectaron que la organización preparaba un nuevo alijo y su posterior transporte y su distribución. Para ello, algunos de los miembros se desplazaron una vez más con el fin de realizar el desembarco de una cantidad indeterminada de estupefacientes en Marbella. Dos días después localizaron una embarcación sospechosa a cuatro millas de la costa que, al percatarse de la presencia de las patrulleras, iniciaron la huida rumbo a la playa de Nagüeles, en Marbella, arrojando al mar diversas garrafas de plástico y varando la embarcación en la playa. Dos sujetos emprendieron la huida a pie y fue intervenida la embarcación recreativa. Los investigadores recogieron en el mar docede los depósitos, que ocultaban en su interior un total de 222 kilos de hachís. En el interior de uno de los depósitos se halló un dispositivo de geolocalización.

A finales de noviembre, los agentes detectaron un nuevo intento para introducir droga por la costa en una embarcación dirigida por uno de los miembros de la organización, experto en navegación. A pesar del temor provocado por el temporal y los fuertes vientos, el 13 de diciembre vieron que el piloto y un acompañante embarcaron en el Puerto Pesquero de Marbella en una embarcación donde le esperaba un tercer individuo y abandonaron el puerto rumbo este. La Policía Nacional, Vigilancia Aduanera y la Guardia Civil activaron un dispositivo con el objetivo de controlar la embarcación y detectar el momento de la carga del estupefaciente para proceder a su abordaje. El dispositivo pudo comprobar cómo la embarcación realizó la carga de petacas de gasolina, donde al parecer se encontraba el estupefaciente. Durante el abordaje se comprobó que transportaba 31 garrafas de gasolina que contenían alrededor de 612 kilogramos de hachís. Sus dos ocupantes fueron arrestados. En los días posteriores se detuvo a otros cinco de integrantes de la organización. En estos momentos, continúan las gestiones policiales en torno a la localización y detención de cuatro de los integrantes de la organización investigada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook