Considera Carmela Fernández, veterana presidenta vecinal de Campanillas, «que mientras los políticos no piensen en Campanillas jamás creceremos porque ellos van ´al momento'».

Por eso, la asociación de vecinos, como el año pasado, ha querido dar a conocer su particular carta a los Reyes Magos, para que Melchor, Gaspar y Baltasar se acuerden de este amplísimo distrito de Málaga, empezando por los proyectos más ambiciosos, entre ellos el de un parque junto al río Campanillas y el Cortijo Jurado que tendría una extensión de 521.000 metros cuadrados. «Se nos prometió que, para empezar, Parques y Jardines haría un pequeño proyecto, una zona de recreo para que los vecinos pudiéramos celebrar con los niños un Día del Árbol», destaca la presidenta, al tiempo que recuerda que esas mejoras previas del Ayuntamiento estaban en el programa electoral del PP.

Y en él también aparece una piscina de verano que los vecinos aguardan desde que se cerraron las instalaciones de la calle Fausto hace ocho años.

«Tuvimos una reunión con la concejala Ruth Sarabia y nos dijo que en septiembre se iba a ver con unas personas porque habían visto un sitio nuevo para la piscina, por la Hacienda Segovia, cerca de donde irá el polideportivo, pero no nos ha dado la información», indicó.

Y en el debe de la asociación de vecinos, fundada hace 45 años, continúa el metro. Para este colectivo es la mejor solución tanto para los vecinos como para los trabajadores del PTA.

«Hace 15 o 16 años acudieron a un tejar que había por la Colonia de Santa Inés unos señores de la Junta, informando de que iban a expropiar los terrenos para el metro. Es algo que, digan lo que digan, para el distrito es primordial, pero nadie quiere darle una solución», lamenta. Para la presidenta, no sirve el argumento de que el metro no podría absorber a tantos trabajadores del PTA. «Cuando quieren, ya sea en Semana Santa, Navidad o Feria, el metro funciona. Es cuestión de decisión política», destaca.

Por último, recuerda partidas presupuestarias municipales de 2020 que todavía no se han ejecutado como un plan de saneamiento por 240.000 euros («la concejala dice que se está haciendo por la calle Adonis pero no nos ha presentado el proyecto», señala), 200.000 euros para el centro social de Huertecilla Mañas o 700.000 para el arroyo de la Rebanadilla. Además, pide que, al igual que en pandemia se celebran plenos municipales presenciales, se puedan celebrar los de distrito.