La solidaridad vuelve a abrirse camino en plena pandemia. Málaga acaba de ver nacer La Moraga Azul, una fundación sin ánimo de lucro que agrupa a tres grupos de hoteleros y que tiene como principal objetivo el bienestar de los más pequeños. Grupo Gottan, Grupo Ovidio y Grupo Gutiérrez aúnan desde este 5 de enero sus fuerzas para ayudar a menores que padecen enfermedades o que crecen en entornos con dificultades sociales.

Así han hecho entrega con la ayuda de los Reyes Magos, recién llegados a la Costa del Sol, de un total de 250 patucos en las dependencias del Hospital Materno. "Esta donación ha nacido con vocación de futuro, como parte de una primera semana en la que hemos recaudado con este fin benéfico todos esos patucos. Consideramos que es la primera vez que se dona este material en Málaga, algo sencillo pero muy necesario en ciertos entornos", relatan los portavoces de Gottan, la cadena de hamburgueserías gourmet (ya acumulan tres establecimientos en Huelin, Teatinos y calle Álamos, en pleno centro histórico).

Los representantes del Grupo Gutiérrez, con varios chiringuitos enmarcados en plena zona urbana de la capital costasoleña, también han indicado que la intención de la Fundación La Moraga Azul es la de "seguir con este tipo de actos solidarios, en colaboración con más grupos de hostelería. A pesar de lo que estamos pasando, debido a la crisis del Covid-19, siempre tenemos que pensar que hay personas en peores condiciones que nosotros", añaden en relación a las dificultades que atraviesa el sector hostelero durante esta "crisis sanitaria y económica".