CSIF, primera fuerza sindical de la enseñanza pública en la comunidad andaluza, subrayó ayer en un comunicado la importancia de que los centros escolares andaluces cuenten con filtros HEPA (High Efficiency Particulate Air) o con dispositivos de purificación de aire portátiles, para minimizar la probabilidad de contagios del Coronavirus por aerosoles.

Ante la vuelta a las aulas tras las vacaciones de Navidad y las bajas temperaturas que se registran actualmente en nuestra comunidad, el sector de Educación de CSIF a nivel andaluz ha insistido en la necesidad de contar con medidas preventivas adicionales a la ventilación natural y a la utilización de mascarillas en las aulas.

Tras el inicio de curso escolar y al acercarse en otoño la bajada de los termómetros, el sindicato ya solicitó en su día a la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, así como a las diputaciones y a los ayuntamientos, apoyo para que los centros educativos pudieran contar con este tipo de dispositivos. En Málaga, CSIF promovió el pasado mes de noviembre distintas reuniones con alcaldes y concejales de los municipios de la provincia para avanzar en la mejora de la ventilación en los centros.