Javier Frutos, presidente de los hosteleros malagueños, agrupados en Mahos, ha valorado este mediodía las medidas restrictivas adoptadas hoy por la Junta de Andalucía. Así, ha pedido, de nuevo, al Gobierno central ayudas directas para bares, restaurantes y cafeterías, un apoyo monetario, ha dicho, en línea con el efectuado en varios países de la Unión Europea, Alemania entre ellos.

"Tras la situación complicada en la Navidad para la hostelería, que obviamente seguimos en una situación muy crítica, con las restricciones que hemos sufrido estas Navidades está claro que damos por perdida esta Navidad, así ha sido, hemos estado en torno a una facturación del 70% menos en relación al año pasado, y esa situación como se comprende es bastante dura, y sigue siendo dura en una de las principales campañas que tiene la hostelería a principios del año", ha dicho Frutos.

Ha asegurado que la hostelería es responsable, pero el sector "sigue sin entender por qué se nos señala prácticamente a nosotros como responsables de este aumento de contagios, porque hemos visto en repetidas imágenes nada tenían que ver con la hostelería, de distintas aglomeraciones que pueden llevar incluso mucho más riesgo que las que hay en la hostelería, que todos saben que la hostelería es muy segura y así se están extremando las medidas dentro de los establecimientos en líneas generales".

No obstante, el sector acata las medidas tomadas, pero también pide responsabilidad a las administraciones, porque las restricciones deben llevar aparejado "un plan de ayudas". "No entendemos cómo no se ha dado ninguna ayuda directa, se están echando las responsabilidades de unas administraciones a otras y al final los que nos estamos quedando al margen de todo y sin ayudas es la propia hostelería y lo que sí solicitamos al Gobierno central es que tome las riendas de las ayudas directas que tiene que dar al sector, que sea responsable con un sector tan importante como el de la hostelería, y a la Junta, dentro de las medidas restrictivas que ha puesto, que agilice cuanto antes las medidas o el plan de ayudas que realizó hace unos meses, que todavía para las pymes no llegan y no se ha abierto el plazo de convocatoria, estamos en una situación muy crítica, necesitamos de esas ayudas, somos responsables y podemos llegar a entender que ahora toca resguardarse para paliar este aumento de contagios", ha reflexionado Frutos.

El presidente de los hosteleros malagueños considera que el plan de ayudas presentado hace unos meses por el Gobierno es "una tomadura de pelo, creo que eso no convence a nadie, pedimos responsabilidad del Gobierno con un sector al cual se le está restringiendo la actividad una y otra vez y teniendo datos el propio Gobierno central de que no es el responsable de esos contagios, nos sentimos un sector maltratado y pedimos al Gobierno que por favor tome responsabilidad, que es lo que debería haber hecho hace muchos meses".