La Junta de Andalucía tiene claro que, ahora mismo, el confinamiento absoluto de la población no está en su «horizonte». Así lo manifestó en su visita de ayer al Hospital Regional de Málaga el presidente andaluz, Juanma Moreno, quien -a la vez que descartó este confinamiento completo- dejó claro que «nunca hemos descartado nada». «Estamos evaluando constantemente las medidas y la pandemia nos puede obligar a la decisión más dura, que puede ser ese confinamiento total pero no está en nuestro horizonte; hay un amplio abanico en materia de restricciones de movilidad, de limitaciones de actividades que no hemos puesto en marcha y pondremos en función de cómo vayan incrementándose los contagios», subrayó el presidente andaluz.

Eso sí, Moreno apuntó que los datos actuales de evolución de la pandemia señalan que «afortunadamente no es necesario» este confinamiento completo. «Pese a que la incidencia de la Covid-19 va creciendo y de manera notable en la región en este momento, no sería preciso este confinamiento total», manifestó el presidente del Gobierno andaluz.

Moreno le reclamó a los ciudadanos que cumplan «escrupulosamente» las nuevas medidas y solicitó prudencia a todos los andaluces con términos muy expresivos: «Ninguno estamos exentos de infectarnos del Covid o de morir a consecuencia del virus, los datos nos muestran también a muchas personas jóvenes que han perdido su vida», aseguró.

Moreno insistió en que en relación a posibles contagios con el virus «estamos jugando con nuestras vidas y las de nuestros seres queridos». « Aquí no ha terminado nada, nos quedan meses muy difíciles y vamos a tener unos meses de enero y de febrero muy complicado; sabíamos que iba a llegar una tercera ola», recalcó. Asimismo, el presidente sostuvo que, aunque no sea más agresiva respecto a la mortalidad, «la nueva cepa británica es un problema porque a más contagios más presión hospitalaria». En esta línea, reforzó su mensaje para poner el foco en la responsabilidad individual: «Por mucha medida y mucho BOJA que haya, los andaluces deben asumir que son la primera línea para frenar el Covid en sus casas y en sus familias», afirmó.

La Junta de Andalucía también admitió ayer un retraso en la llegada de vacunas a causa del temporal ´Filomena'. En este sentido, el presidente andaluz confió en que la demora solo sea de 24 horas y explicó que afectará principalmente al centro logístico de Granada, donde llegaría finalmente hoy la remesa que estaba inicialmente prevista para el inicio de la semana.

Moreno detalló que a causa de las inclemencias meteorológicas «las vacunas llegan, vía Vitoria en lugar de hacerlo desde Madrid, hasta Sevilla este lunes y este martes a Granada, con 24 horas de retraso en este caso». «Pero más allá de esto todo parece indicar, según el Ministerio, que no va a ser más de 24 horas», añadió.

El presidente dijo que «afortunadamente han mejorado las circunstancias meteorológicas». A su juicio, el problema sería mucho mayor «si siguiera nevando hoy o mañana», por lo que justificó con el ejemplo de este tipo de imprevistos «la importancia de reservar esas dosis ante cualquier incidencia que pueda suceder, como este temporal, una huelga de transportistas o en la propia producción de la vacuna, que está al máximo».

Pese a las críticas recibidas en las últimas fechas, Juanma Moreno defendió cómo se está llevando a cabo la campaña de vacunación en el Servicio Andaluz de Salud: «Somos la comunidad autónoma que más vacuna pone, una de cada tres de las vacunas que se ponen en España se ponen aquí y la media de vacunas diarias ha pasado de 13.000 a 15.000».

En relación a estos últimos datos, Moreno resaltó que «se ha aumentado la capacidad de vacunación, se va a vacunar todos los días de la semana y este martes se alcanzarán las 85.000 vacunaciones».

«Esta misma semana ya se estará vacunando a ciudadanos andaluces de la segunda dosis», enfatizó para demostrar que el ritmo de vacunación es el adecuado. Moreno descartó, de momento, recurrir a una empresa externa para acelerar el ritmo de vacunación como han hecho otras regiones.

«Si nos llegara una remesa más amplia se tiraría de todos los recursos pero en la actualidad no tenemos ese problema porque no nos llega una cantidad de vacunas para hacerlo», indicó. En este punto, el presidente andaluz recordó que «se reciben 69.000 dosis a la semana y eso solo permite vacunar a 35.000 personas en una población de más de ocho millones de habitantes».

«Cuando se supere la capacidad de vacunación del SAS echaremos manos de recursos privados y de todo lo que esté a disposición para que llegue al mayor número de ciudadanos lo antes posible, pero con las dosis que llegan ahora mismo el SAS puede», concluyó Moreno.

El Servicio Andaluz de Salud inauguró ayer la nueva planta de Urgencias en el Hospital Regional de Málaga durante un acto presidido por el presidente andaluz, Juanma Moreno, quien también visitó las obras de ampliación de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y la nueva zona de vacunación en el mismo centro sanitario.

Durante su intervención, Juanma Moreno indicó que «la apuesta de la Junta de Andalucía es palpable al ver cómo se culminan las obras de estas urgencias, ya que este hospital es de referencia no solo para la provincia sino también para toda Andalucía». «Pasar de las Urgencias que se tenían aquí -soy malagueño y recuerdo cómo estaban desde los años 80- a unas urgencias del siglo XXI es un motivo de orgullo; el Gobierno andaluz da otro paso adelante en la mejora de infraestructuras sanitarias y en el marco de los desafíos que plantea el Covid», dijo el presidente del Ejecutivo autonómico.

Moreno subrayó que «2021 continúa en Andalucía como terminó 2020, poniendo en marcha nuevas infraestructuras para luchar contra la Covid-19, ya que este año dedicaremos 150 millones a obras para seguir mejorando la Sanidad pública».

«Cerré el 2020 con un hospital recuperado en Sevilla y quería que mi primera visita oficial no fuera otra que a este Hospital Regional», agregó antes de recordar que «desde final del verano, se han invertido 170 millones de euros en casi un millar de actuaciones en infraestructura sanitaria en toda la región».