La Sociedad Municipal de Aparcamientos y Servicios SA (Smassa), dependiente del Área de Movilidad, ya anunció que volverían a implantarse las plazas de zona azul que había hace años en el entorno del Edificio Negro (ahora blanco, por cierto), un SARE que se eliminó al menos durante las obras del metro de Málaga para desahogar la falta de aparcamiento que hay en este distrito. Ahora, el equipo de gobierno ha retomado el tema, como ya anunció el edil del área, José del Río, hace unas semanas y, según explicó el gerente de la empresa, Manuel Díaz, se pondrán en marcha 155 plazas en cuatro calles del entorno de la avenida de la Aurora.

Estas son la propia avenida de la Aurora, con 25 plazas; la calle Gabriel Celaya, con 32; la avenida de las Américas, con 48 y la calle del Voluntariado Malagueño, con 50, sumando en total 155 plazas.

Esta es la planificación, por tanto, de Smassa para las próximas semanas. Díaz explica que será a finales de enero o principios de febrero. Se trata de una zona repleta de oficinas administrativas, comercios, bancos y restaurantes y lo que se busca es mejorar la rotación de aparcamientos.

Por otro lado, ayer fue el segundo día de la zona azul en Cruz de Humilladero, una iniciativa, recuerden, que rechaza la oposición municipal, que acusa al alcalde de haber «engañado» a los vecinos y que ha pedido una consulta ciudadana tanto para este SARE como para el existente en Huelin desde el pasado mes de diciembre.

El edil de Movilidad señaló que «todo ha ido con normalidad» en las primeras 48 horas de SARE en Cruz de Humilladero, y destacó que se ha hecho una oferta «muy interesante» a los comerciantes y a los trabajadores empleados en negocios comerciales y hosteleros para que puedan estacionar en el parking público de la zona por 36 euros al mes, de 8.30 a 20.30 horas cada día, además de insistir en que los residentes podrán aparcar gratis durante los seis meses que dure el periodo de prueba. «Estamos teniendo reuniones. El pasado viernes me reuní con los comerciantes de la zona y tengo otra a final de mes con los vecinos de la zona. Cuando haya pasado un mes, evaluaremos cómo ha funcionado el SARE en Cruz de Humilladero en relación a unos parámetros, pero mis puertas están abiertas para quien quiera que nos veamos».

Manuel Díaz, por su parte, recordó que las solicitudes presentadas por los residentes para poder aparcar gratis durante el periodo de prueba son ahora 68, aunque desde el 11 de enero, lunes, día en el que entró en vigor el SARE en la zona, «no están parando de entrar». En relación a los comerciantes y trabajadores que han solicitado el abono para el aparcamiento de la Cruz de Humilladero, confirmados hay 17, pero estima el gerente de Smassa que va a subir mucho el porcentaje en los próximos días, de lo que informaremos en este periódico.

Smassa señala que el promedio de rotación por plaza es de 2,9 vehículos, lo que daría una idea del movimiento que se produce, multiplicando las posibilidades de aparcar en determinadas zonas y dinamizar el comercio y la hostelería. Asimismo, como ha recordado Del Río en varias ocasiones, los residentes en zonas SARE no pagan más de cuatro euros al mes (precio aproximado).

Pese a ello, hay una fuerte división tanto en Huelin como en la Cruz de Humilladero en relación a la implantación de la zona azul. Los vecinos han hecho manifestaciones a lo largo de los últimos domingos para rechazar ambas implantaciones de SARE. Así, piden, junto al PSOE e IU y Podemos, una consulta popular.