No es tan extraño como pueda parecer y, de hecho, ya ha ocurrido en otras ocasiones. No por eso no deja de crear una enorme expectación cuando se puede ver una pareja de delfines nadando tranquilamente dentro del Puerto de Málaga y, en concreto, en una zona tan cercana para el público como en la lámina de agua que hay entre el Muelle Uno y el Palmeral.

La gran cantidad de personas que en ese momento paseaba por la zona no perdió la oportunidad de fotografiar o sacar vídeos de esta pareja de delfines, que estuvo nadando y jugando en el mar un buen rato y aprovechando la tranquilidad que se respira en la actividad portuaria, sin cruceros por la pandemia, sin barcos de recreo por las previstas obras en los muelles 1 y 2 y con menos actividad comercial.