El coronavirus se cobra una nueva víctima, Las Papa's del Museo. Un negocio histórico de la Costa del Sol, ubicado en el centro de Málaga y que desde el 1991 llevaba cautivando a todos los malagueños y visitantes con sus famosas papas y camperos, entre otros.

Las Papa's del Museo era uno de los negocios más transitados del centro de Málaga, un local en el que se encontraban turistas de cualquier parte del mundo y por el que han pasado una gran cantidad de famosos.

El negocio tiene sus orígenes en 1991, en la esquina de la Calle San Agustín 23 con un puesto de venta ambulante. No fue hasta pasados dos años cuando pudieron permitirse alquilar el local y comenzar en el lugar en el que se les conoce actualmente.

Sus clientes lo marcaban como una parada obligatoria al venir a Málaga, un lugar que tal y como señala su dueño, Antonio Montesinos, guarda muy bonitos recuerdos y por el que han ido pasando las distintas generaciones de muchas familias.

La falta de turistas por la pandemia y del tránsito de personas por el centro de la ciudad es uno de los factores que está provocando que cada día sean más los locales del centro histórico que se ven obligados a cerrar sus puertas.

"Nuestra situación se ha visto totalmente apaleada, hemos tenidos meses malos pero llevamos sufriendo desde comienzos del 2020 y nos hemos visto obligados a tomar esta decisión", comenta Antonio Montesinos.

La falta de clientes y ayudas del Gobierno junto a los gastos del local y empleados han hecho insostenible la situación. "Estamos muy afectados y tras mucha lucha hemos tenido que tomar esta decisión". El futuro es incierto y nadie conoce lo que albergará pero Antonio no pierde la esperanza y espera que si mejora la situación puedan reinventarse y volver a abrir con un nuevo formato.

La situación es complicada, cada vez son más los negocios que se ven obligados a echar el cierre pero las Papa's del Museo no pierden la ilusión y esperan que esto no sea el final, sino un hasta luego. El dueño espera poder reinventarse en un futuro y abrir de nuevo las puertas de este negocio que ha hecho feliz a todos sus clientes y que tan agradecidos están con este local. Un futuro en el que todo vuelva a la normalidad y veamos de nuevo esas mesas llenas de gente y del encanto que hace de Málaga una ciudad única y especial.