El futuro de la parcela del edificio de los antiguos cines Astoria y Victoria sigue despejándose poco a poco. Según ha explicado hoy el edil de Ordenación del Territorio, Raúl López, a este periódico, los sondeos geoarqueológicos hechos por una empresa para determinar si hay huellas que merezcan ser conservadas de civilizaciones antiguas entre los 5,5 y los 10 metros de profundidad concluirán hoy. Luego, habrá que analizar las series estratigráficas y, finalmente, elaborar un informe al respecto, que complementará al de las arqueólogas que lideraron las excavaciones hasta la primera de las cotas. Todo ello se hace para decidir si la parcela acoge un edifico translúcido con usos culturales y gastronómicos, que es lo proyectado y declarado de interés general por la ciudad, si la zona queda diáfana y se hace un parque arqueológico con lo hallado o se integran los restos en un futuro edificio.

Cabe recordar que los sondeos arqueológicos se los aconsejó la Universidad de Málaga a Urbanismo precisamente para eliminar dudas sobre lo que hay entre las cotas que van de los 5,5 metros a los 10 de profundidad y que el sótano del edificio translúcido no destruyera restos de importancia si es que los hay. Es una actividad menos invasiva que hacer excavaciones normales, y mucho menos peligrosa. La Junta dio el sí a estas pruebas después de pedirle a Urbanismo que explicara el porqué de los sondeos. La Gerencia de Urbanismo dijo que existe "interés general".

Los sondeos geoarqueológicos se hacen realizando agujeros en la tierra de ocho centímetros de diámetro de máximo (80 milímetros) y un mínimo de 3'6 centímetros, hechos con una herramienta mecánica ligera, que toma muestras de hasta un metro. Urbanismo propuso hacer diez sondeos geoarqueológicos en distintos puntos de la parcela. Estos sondeos se han hecho en seco y se han tapado con el mismo sedimento extraído, de forma que "las muestras tienen un metro de longitud, pudiendo observarse la estratigrafía", señaló en su día el edil de Urbanismo. Hasta ahora, se prevía que en esa profundidad podrían hallarse, justo al lado de la carretera que va hacia Alcazabilla, tumbas romanas, lo que se confirmará o no en los próximos días.

Recuerden que han sido hallados 300 cadáveres de soldados cristianos que bien pudieron participar en el cerco y conquista de la ciudad, zonas fabriles relacionadas con el arrabal árabe, parte el mismo, el hospital y convento de Santa Ana, el mesón, primera construcción tras la llegada de los Reyes Católicos, y zonas fabriles y funerarias romanas, que indicarían la llegada de una vía de entrada a la ciudad.