El Hospital Regional de Málaga ha adquirido ocho nuevas tabletas para conectar a pacientes en aislamiento por infección de Sars-Cov2 con sus familiares. Con esta incorporación aumenta los dispositivos dentro del Plan de Humanización del centro que se suman a los donados por empresas e instituciones en la primera ola de la pandemia de Covid19. El centro ha decidido denominar a este proyecto 'Programa Massimo Colombi' en homenaje al enfermero del hospital recientemente fallecido y que fue uno de los impulsores de los programas de conexión emocional.

Con esta incorporación, el centro cuenta con este tipo de dispositivos en cada una de las plantas y unidades para pacientes aislados por el COVID-19. Carmen Bustamante, directora de Enfermería del Hospital Regional Universitario de Málaga, ha explicado que desde el comienzo de la pandemia fueron conscientes de la necesidad de conectar a los pacientes con sus familiares y agradece a todos los profesionales que voluntariamente cedían sus terminales o se las ingeniaban para que el aislamiento de estos pacientes fuese menos duro.

Con el comienzo de la segunda ola decidieron aumentar la cifra de dispositivos para que todos los pacientes pudieran contactar con sus familias y no se quedase nadie incomunicado en el futuro. La directora de Enfermería del complejo, ha señalado que para el colectivo de enfermeras y técnicos de cuidados de enfermería es "fundamental" que los pacientes puedan conectar con sus familias. "No tenemos dudas de que su bienestar emocional contribuye a su recuperación", ha enfatizado.

La dirección del hospital ha decidido que el proyecto se denomine 'Programa Massimo Colombi', en homenaje al enfermero y delegado sindical de UGT recientemente fallecido y que lideró en la UCI junto a sus compañeros --unidad a la que pertenecía y donde trabajó durante años-- la adquisición de recursos online para conectar a pacientes en aislamiento con sus familiares.