La embajadora de la República de Moldavia en España, Violeta Agrici, visitó ayer la Cámara de Comercio de Málaga, siendo recibidos por su presidente, Sergio Cuberos. Agrici, que se encuentra de visita en la ciudad, estuvo acompañada del consejero de su embajada, Eugeniu Buga, y del director general y CEO del grupo malagueño Baeza, Patricio Baeza.

La embajadora de Moldavia quiso mantener este encuentro para conocer la realidad empresarial y económica de Málaga, y, a su vez, establecer un primer contacto para facilitar y aumentar aquellas posibilidades de negocio que pueden darse con su país. Cuberos efectuó una presentación de los principales sectores por los que más se interesó la embajadora moldava, como son el turismo, el agroalimentario, el tecnológico o el de bienes de consumo.

Por su parte, Agrici indicó que Moldavia tiene muchas oportunidades para las empresas malagueñas en diferentes segmentos, como el agrícola o el cárnico, cuya industria están potenciando actualmente, destacando de manera especial que su país es un gran productor de vinos.

En cuanto a las relaciones comerciales entre Málaga y Moldavia, la exportaciones malagueñas alcanzaron los 738.800 euros, principalmente en productos como frutas y hortalizas, prendas y complementos de vestir, mientras que las importaciones desde Moldavia ascendieron a 50.020 euros, en mobiliario, artículos textiles y complementos, según los últimos datos disponibles.