El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el presidente de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) y Garántia, Javier González de Lara, presentaron ayer un convenio de colaboración que suscriben las tres instituciones. El objeto de este acuerdo es ayudar al tejido empresarial afectado por la crisis. Así, a través de este documento que tendrá vigencia de dos años, será posible la inyección de 20 millones de euros en financiación a pequeñas y medianas empresas y autónomos de la ciudad mediante la concesión de avales bancarios. De esta forma, el Ayuntamiento aportará un máximo de 500.000 euros al Fondo de Provisiones Técnicas de Garántia con el objeto de avalar la financiación a pymes, autónomos y mutualistas malagueños pertenecientes a sectores especialmente afectados por la pandemia como son el de la hostelería, turismo y comercio, las industrias culturales, el de la educación y el de la sanidad o la salud. Concretamente, la aportación que realiza el Consistorio a este fondo, corresponderá a una cantidad equivalente al 2,5% de los importes que la SGR avale durante la duración del convenio a pymes, autónomos y mutualistas malagueños pertenecientes a esos sectores. Así, indica el Consistorio, valorando un importe medio de 25.000 euros por operación se generarían 800 nuevos préstamos a disposición del tejido empresarial malagueño, lo que supone un efecto multiplicador de 40 veces el importe destinado al Fondo de Provisiones Técnicas de Garántia.