Podemos e IU presentaron el 13 de enero una carta remitida al alcalde, Francisco de la Torre, en la que preguntaban si el Real Madrid Club de Fútbol va a pagar por los entrenamientos realizados en el estadio Ciudad de Málaga dentro de su preparación para afrontar el partido que disputó en La Rosaleda frente al Athletic Club de Bilbao el 14 de enero, en el marco de la Supercopa de España.

«Según información difundida por los medios de comunicación, el Real Madrid Club de Fútbol está realizando desde principios de la presente semana (se refieren a la pasada) sesiones de entrenamiento, tras las gestiones realizadas con el Ayuntamiento de la ciudad, en el estadio Ciudad de Málaga, dentro de su preparación para el partido que le enfrentará el 14 de enero en La Rosaleda, dentro de la Supercopa de España, al Athletic Club de Bilbao», explica la confluencia en la misiva, a la que añaden las siguientes preguntas: «¿En virtud de qué acuerdo se ha formalizado el uso de las instalaciones deportivas municipales por parte del Real Madrid Club de Fútbol? ¿Cuántas sesiones de entrenamiento y en qué día se han realizado? ¿A cuánto asciende la cantidad económica que tendrá que abonar el club madrileño al Ayuntamiento de Málaga por el uso del estadio Ciudad de Málaga?». El edil Nicolás Sguiglia ha explicado que se han hecho eco de una denuncia de las redes sociales.

Fuentes del área de Deporte han señalado que «por supuesto se está confeccionando la factura y se le hará llegar la misma a los organizadores del evento». Han añadido que el hecho de que el Madrid entrenase en el estadio Ciudad de Málaga fue consecuencia de la tormenta Filomena, ante la que hubo que reaccionar de forma rápida, de tal manera que obligó la borrasca al equipo blanco a adelantar su vuelo y venir a la capital directamente desde el aeropuerto de Pamplona. La factura es de 6.081,40 euros y se le va a girar al organizador de la competición.