El portavoz de Ciudadanos en la Comisión de Sanidad del Congreso, Guillermo Díaz, pidió ayer la creación a nivel nacional de un registro de vacunación contra la covid-19 y que “quien se cuele, que se vaya a su casa por moral y por indecente”.

El también el portavoz de Ciudadanos Andalucía señaló en una rueda de prensa telemática que no creía que esta medida de crear un registro “fuera necesaria”, pero lo es por la “calaña de la que están hechos algunos”. Lamento que se esté “colando gente aprovechando su puesto o los altos cargos en la administración para vacunarse antes que los ancianos de las residencias o los sanitarios” y advirtió de que “esa gente no dura en Ciudadanos ni cinco minutos”.

Díaz añadió que ha habido casos “de todos los partidos, del PP y del PSOE”, algo “intolerable”, por lo que reclamo “un compromiso ético para que los partidos echen a las personas que hagan esto”, como Ciudadanos ha “hecho en Murcia con una persona de otro partido”, en alusión al consejero de Salud.

También pidió “un confinamiento inteligente, que compagine la necesidad de salvaguardar la economía y de salvar la economía”. El portavoz naranja abogó por “dar margen a las comunidades autónomas”, puesto que por ejemplo en Andalucía “no se puede estar dependiendo de pedir un confinamiento voluntario porque el Gobierno de España no considera que deba modificar el estado de alarma”. Apostó por cambiar el “embudo” que se está produciendo en la vacunación por una “autopista” para que “las vacunas lleguen a todos y cuanto antes”.

Según Díaz, hay que “utilizar todos los recursos posibles, 24 horas al día, siete días a la semana y los festivos, ya que no hay nada más importante que la campaña de vacunación”.