Las agresiones a profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) se redujeron en 2020 en un 30,8% respecto al año anterior, de forma que se registraron un total de 1.042 agresiones entre profesionales frente a las 1.507 contabilizadas en 2019.

Según concreta la Consejería de Salud y Familias, de las 1.042 agresiones, 733 fueron sufridas por mujeres (74%) y 309 por hombres. La mayoría de agresiones se concentran en el personal sanitario, con un 80% del total. Además, del total de agresiones registradas, 176 fueron físicas y 866 no físicas. Respecto a 2019, se produce un descenso de agresiones en todas las provincias. En Málaga, se registraron 186 frente a las 323 del año anterior.