La polémica no ha cesado desde que el Ayuntamiento de Málaga implantase en La Unión y en Cruz del Humilladero la zona azul. Las diferencias siguen dividiendo a comercios y vecinos entre partidarios y detractores de la medida. La Asociación de Comerciantes La Unión - Cruz de Humilladero está a favor de la implantación del SARE en el barrio. Así lo ha trasladado Mario Fernández, actual presidente de esta entidad, quien añade que hasta llegar a esta postura han hecho “un gran trabajo de investigación para saber las ventajas y desventajas que este sistema de aparcamiento podría ofrecer al barrio, tanto a los vecinos como a los comerciantes”.

El trabajo de campo de la asociación ha consistido en preguntar a diferentes asociaciones de vecinos por los beneficios que han supuesto para la vida de los residentes y comerciantes. Mario asegura que la zona azul es beneficiosa para el barrio y pone como ejemplo al barrio de la Trinidad, “lleva 2 años con este sistema de aparcamiento y ahora ha pedido al Ayuntamiento de Málaga la ampliación de la zona y le ha sido concedida. Juan Romero, presidente de la Asociación de Vecinos de este barrio, me trasladó su satisfacción acerca de esta medida”.  Asimismo, explica que los vecinos y comerciantes son los principales beneficiarios de esta medida, pues “por la calderilla que supone 0'20€ al día podrán ahorrarse lo que cuesta aparcar aquí”, afirma con seguridad.

La alternativa a este sistema de aparcamiento es un espacio abierto que ha habilitado el Ayuntamiento de Málaga junto al instituto Miguel Romero Esteo. "Este espacio tiene la capacidad para 300 vehículos, y es una opción diferente en el supuesto que alguien no quiera utilizar la zona azul", amplía el presidente de la Asociación de Comerciantes La Unión - Cruz de Humilladero. Del mismo modo, le pide a la oposición no politizar el tema y mirar por la mejora del barrio. “Mira en Sevilla, allí gobierna el PSOE y hay el doble de zonas azules que aquí en Málaga. Con esto quiero decir que no se trata de ser socialista o popular, se trata de la mejoría de nuestro barrio”, afirma Mario Fernández. Además, recuerda que cerca de 200 comercios y 2.000 vecinos firmaron a favor de la zona azul hace ya casi un año y agrega que esta medida va a ayudar a fomentar el comercio local, “sector muy perjudicado por las circunstancias que estamos viviendo”.