Enfrentamiento político de primer nivel en el Ayuntamiento de Málaga a cuenta del proyecto de hotel de lujo en el dique de Levante del Puerto de la ciudad. Podemos, IU y el PSOE han presentado hoy, en las ruedas de prensa telemáticas previas al pleno de este jueves, una moción conjunta en la que solicitan la realización de una consulta popular para que los malagueños digan sí o no a la iniciativa de inversión catarí, dada la modificación sustancial que del paisaje de la bahía se va a producir. El alcalde, Francisco de la Torre, ha rechazado hoy también durante su intervención que vayan a apoyar la celebración de un referéndum ciudadano, ha ratificado su respaldo al rascacielos y ha criticado el cambio de postura y la falta de coherencia del líder del PSOE, Daniel Pérez.

Así, Daniel Pérez ha indicado que la contestación al proyecto está subiendo y ha tendido la mano a Cs para que apoye esta iniciativa, además de insistir en que ellos han defendido siempre que el hotel debía reconciliarse con la ciudadanía, lo que no ha ocurrido. “Necesitamos amplitud de miras por parte del alcalde, que ejerza la escucha activa”, ha indicado.

El portavoz socialista ha reconocido que su partido está en un proceso de reflexión, recogiendo información sobre el asunto, y, “si no hay mayoría social porque el alcalde impide la consulta, valoraremos con la documentación cuál es nuestra postura”, en alusión a las preguntas de los periodistas que el PSOE ya ha votado a favor del hotel años atrás y ahora ha matizado su postura.

Eduardo Zorrilla, portavoz de IU y Podemos, ha dicho tener la sensación de que el regidor está cambiando de postura en relación a este proyecto, que afectará a “la postal emblemática” de la ciudad ha destacado que tanto las posiciones a favor como en contra son transversales y se dan en malagueños de toda condición e ideología, y ha recordado que muchos países, desde Estados Unidos a Australia, y ciudades como Valencia o Barcelona hacen consultas ciudadanas con normalidad y frecuencia, y además eso se recoge en el reglamento del pleno. “Tenemos el derecho a decidir ante un asunto de esta envergadura”.

La propuesta no va a salir adelante porque tanto Cs como el PP, que tienen mayoría absoluta junto al edil no adscrito Juan Cassá, van a votar en contra. El alcalde, de hecho, ha recordado que el proyecto lo propuso el socialista Enrique Linde en 2011 cuando presidía el Puerto, que el PP lo incluye en 2011 en su programa y que luego también lo ha sostenido Paulino Plata, también del PSOE, en su etapa al frente de la Autoridad Portuaria. Ha recordado que ya se planteó la posibilidad de que se ubicara en el dique de Levante el auditorio, pero ha indicado que es un proyecto “útil para la ciudad”, que reforzará el turismo de lujo y de congresos y revitalizará los comercios de La Malagueta, el Muelle 1 y el Centro, ha asegurado que el proceso de tramitación ha sido “muy participativo” y ha recalcado que Daniel Pérez ha apoyado el hotel de manera “decidida, sólida, sin fisuras”, de forma “absolutamente clara” en años anteriores cuando se ha sometido a votación. “Ahora hay un cambio de postura y no llega a decir qué plantea”, ha indicado, rechazando que él mismo esté matizando su postura en relación al hotel, y ha considerado que convocar una consulta dará imagen de inseguridad jurídica a Málaga.

Asimismo, se ha preguntado qué porcentaje de apoyo o rechazo hace falta para que sea significativo el referéndum, que además, ha insistido, cree que es no vinculante, y en relación al impacto ha indicado que los edificios de La Malagueta tuvieron en su día “más impacto en horizontal que el que tendría el hotel, que en horizontal no tiene impacto”, ha indicado que generará empleo y promoverá el turismo de congresos, y que volverá al Puerto cuando acabe la concesión, para insistir en que “la ciudad necesita más hoteles de cuatro y cinco estrellas”. “Aprobar lo que plantean daría una imagen de inseguridad”, ha insistido.

“Pérez ha estado instalado en el sí hasta ayer”, ha indicado. Por cierto, Eduardo Zorrilla ha dicho que si el proyecto fuera respaldado al Consejo de Ministros por una consulta ciudadana tendría más posibilidades de pasar ese trámite, y que no se trata de una decisión potestativa, sino que el Gobierno debe valorar el interés general de la iniciativa, que registra una gran oposición, a lo que el alcalde ha respondido que Puertos del Estado tiene razones sobradas para elevar el expediente al Consejo de Ministros, y que lo que se debe valorar por parte del Ejecutivo es “servir al interés general de Málaga”, para insistir en la imagen de inseguridad jurídica que daría la ciudad de no poder llevar adelante este proyecto. El debate promete ser intenso en el pleno del jueves.