Rueda de prensa telemática del portavoz del PSOE, Daniel Pérez, y la edil Alicia Murillo para presentar sus propuestas alternativas al presupuesto de 2021, ahora en plena confección. Así, los socialistas han presentado una serie de iniciativas políticas y otras medidas que costarían 60 millones de euros para que se incluyan en el programa económico. La idea, dijo el líder del grupo municipal, es que sean «las cuentas más sociales» de la historia del Ayuntamiento, de forma que se ayude a las pymes y autónomos malagueños y a los colectivos más desfavorecidos por la crisis a hacer frente a su duro día a día debido al coronavirus.

Pérez indicó que, por ejemplo, se pide la eliminación de la zona azul en Cruz de Humilladero y Huelin, una reducción del 25% en el número de cargos de confianza, que han pasado de 56 a 84 en los últimos meses, según ha denunciado, amén de propuestas que suman 60 millones de euros.

En este sentido, se reclama la puesta en marcha de un plan llamado Málaga Suma, de 16 millones de euros, para ayudar a los más desfavorecidos, se solicita la ejecución de un plan de empleo, entre otros asuntos. Asimismo, critica Pérez que Málaga sea el único Ayuntamiento de los que rigen las grandes ciudades que no tiene unas cuentas aprobadas. «Lamentamos que hoy no conozcamos los presupuestos, Málaga no tiene un proyecto de presupuestos con capacidad para ayudar a quienes peor lo están pasando». El Consistorio, además, «no ha dado aún ni un solo euro a pymes o pequeños comerciantes o autónomos». El líder socialista ha propuesto una mesa para negociar los presupuestos.