La confluencia de Izquierda Unida y Podemos en el Ayuntamiento de Málaga reclama medidas urgentes para la regulación de los apartamentos turísticos y la puesta en marcha de un plan con la dotación económica suficiente en los presupuestos 2021 "para el fomento del acceso a una vivienda digna para las miles de familias malagueñas demandantes”.

El concejal portavoz de la confluencia de Podemos e IU, Eduardo Zorrilla, alerta de que “Málaga sufre una auténtica crisis en materia de acceso a la vivienda, sobre todo en cuanto al alquiler con precios asequibles, un problema que está directamente relacionado con el aumento descontrolado de los apartamentos de uso turístico”.

Zorrilla denuncia que lejos de “actuar en defensa del interés general, el alcalde ha otorgado licencia a un grupo inversos en calle Parras, en el barrio de Capuchinos, para construir 15 nuevos apartamentos turísticos, a pesar de ser una zona muy necesitada de vivienda residencial. Todo ello a pesar del informe emitido por un organismo dependente del Ayuntamiento de Málaga como es el OMAU, que acaba de señalar lo mismo que venimos apuntando nosotros desde hace años: si por parte el equipo de gobierno no se regula la proliferación de las viviendas de uso turístico y se deja todo en manos del mercado, lo efectos serán cada vez más devastadores en relación con el aumento del precio de la vivienda, la escasez de inmuebles disponibles y la expulsión de los vecinos de los barrios en los que tradicionalmente han vivido”.

El portavoz de la coalición de izquierda reclama al equipo de gobierno que “intervenga en la regulación de las viviendas turísticas mediante los instrumentos a su alcance, como ya están haciendo otros gobiernos locales como el de Bilbao, que ha regulado a través del PGOU que no se puedan construir apartamentos en zonas destinadas a vivienda y el Tribunal Supremo le ha dado la razón. Pedimos que se haga un mapa de los apartamentos turísticos existentes en la ciudad, ya que se estima que existen unos 6.000 ilegales que tienen que aflorar, que se regule la proliferación de los apartamentos turísticos a través del PGOU, que se desarrolle una efectiva tarea de inspección y que se intervenga para resolver los graves problemas de convivencia vecinal existentes”.

La concejala portavoz adjunta de la confluencia de Podemos e IU, Paqui Macías, explica la propuesta presentada para que se incluya dentro de los presupuestos para 2021 un Plan de Acceso a la Vivienda, con una serie de propuestas como un programa de alquiler mediante el aumento en 5 millones de la partida destinada al Instituto Municipal de la Vivienda, orientado a tres objetivos: ampliar las garantías del registro de propietarios, para que se pongan más inmuebles disponibles en alquiler; aumentar hasta 750 euros de la ayuda al alquiler a las familias y desplegar un programa de vivienda joven, para posibilitar el acceso a la primera vivienda, que a día de hoy es una misión imposible en Málaga”.

Macías también reclama la “adquisición de viviendas por parte del Ayuntamiento para aumentar el parque de viviendas municipales, para ello pedimos una inversión de 15 millones para adquirir, al menos, 150 viviendas; que se refuerce de la oficina del derecho al acceso a la vivienda y que se cree un observatorio para el análisis y seguimiento en materia de vivienda en Málaga”.