La nueva Ordenanza de Movilidad entró en vigor a mediados de enero. Ya saben que lo hizo generando una fuerte polémica porque, entre otras cosas, prohibía que los usuarios de patinetes eléctricos y los ciclistas discurrieran por la acera y otras zonas peatonales. Desde ese momento, su lugar son los carriles bici segregados o los llamados carriles ciclables, compartiendo calzada con coches y motos, aunque teniendo ellos la preferencia y con una prohibición de superar los 30 kilómetros por hora. Así, durante dos semanas ha existido una campaña informativa por parte de los agentes, pero las multas a ciclistas y usuarios de patinetes comenzaron el lunes pasado, 1 de febrero.

Así, los agentes de la Policía Local de Málaga multaron los días 1 y 2 de febrero, las primeras jornadas en las que se ha perseguido este comportamiento, a 56 ciclistas y usuarios de patinetes: en concreto, 22 han sido sanciones a vehículos de movilidad personal y 34, a bicicletas. La mayor parte de estas denunciase han sido interpuestas por los funcionarios por discurrir los individuos por aceras y zonas peatonales, confirma la Policía Local.

Ya estaban multando, por cierto, a los coches y motos que discurrían a más de 30 kilómetros por hora en los carriles ciclables, algo que se notifica con señales verticales y horizontales. Antes, claro, hubo unos días de campaña informativa por parte de la Policía Local. Asimismo, cabe recordar que esos carriles son controlados por una red de radares móviles instalados por el cuerpo.

Las asociaciones de ciclistas, por cierto, han pedido que se hagan carriles bici segregados y no se les obligue a discurrir por esos carriles ciclables. Y, además, la oposición en bloque ha solicitado en varias ocasiones que se establezca una moratoria a la entrada en vigor de la ordenanza, dado que al compartir patinetes y bicicletas calzada con coches y motos, aunque tengan la preferencia, podrían producirse numerosos siniestros.

El edil de Movilidad, José del Río, aseguró el pasado miércoles, durante el consejo de este área, que se quieren ejecutar de forma inminente dos carriles bici para ampliar la red: uno en Héroe de Sostoa y otro entre Juan XXIII y Virgen de la Cabeza. Ahora se redactan los proyectos de ejecución de ambos, que costarán 1,5 millones de euros. El primero tiene 1,3 kilómetros de longitud, el segundo un kilómetro. «Queremos que estén ejecutados en el segundo semestre del año 2021», dijo. Además, la Junta se ha comprometido a ejecutar un tercer carril bici en el paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso, «el más urgente», porque no existe en esa zona un carril segregado y los carriles ciclables no son todo lo seguros que estima el Consistorio. Falta una autorización de Costas.