Un grupo de enfermeros de la Unidad de Ictus del Hospital Regional Universitario de Málaga han creado un sistema para identificar a los pacientes según su patología y la afectación que presenten con el fin de mejorar sus cuidados durante su estancia en el centro médico. Esta iniciativa identifica por colores la afección de los pacientes de manera que a través del contacto visual se puedan reconocer las necesidades de cada uno de ellos. 

El ‘Proyecto Flecha’, comenzó a funcionar a mediados del pasado año y consiste en la identificación de los pacientes con ictus mediante una flecha en el cabecero de sus camas. Se emplean 4 colores diferentes, el rojo para el ictus hemorrágico, el amarillo para el ictusisquémico, el verde para las hemorragias subaracnoideas y el azul para las angioplastias.

“La identificación del tipo de ictus en los pacientes ingresados en la Unidad nos permiten aplicar los protocolos y cuidados específicos para su patología y momento de evolución además de facilitar con un vistazo la patología de base”

Sergio González - Enfermero

“La identificación del tipo de ictus en los pacientes ingresados en la Unidad nos permiten aplicar los protocolos y cuidados específicos para su patología y momento de evolución además de facilitar en un momento de urgencia simplemente con un vistazo la patología de base”,señala el enfermero Sergio González, que apunta a la importancia de que esta identificación visual facilita también los cuidados de movilización, higiene y atención. 

La importancia de unos cuidados específicos en cada tipología de ictus y sobre todo en los procesos de revascularización (trombectomía) y fibrinolisis, es fundamental para la recuperación exitosa del paciente. Estos cuidados incluyen desde la valoración neurológica frecuente, al control de constantes vitales, la atención a la disfagia y la rehabilitación precoz.

La Unidad de Ictus del Hospital Regional Universitario de Málaga, atiende anualmente a más de 500 pacientes, es de referencia provincial para la revascularización por trombectomía, una técnica que realiza el equipo de Radiología vascular e intervencionista 24 horas al día y que precisa de un equipo de enfermería preparado y formado para la asistencia a este tipo de pacientes en cualquier momento.

Con esta guía de cuidados unida al ‘Proyecto Flecha’, este equipo de enfermeros quiere convertirse en unos referentes sobre los cuidados a realizar en este tipo de pacientes. “Compartir conocimientos y experiencias es lo que hace posible que avancemos en la enfermería de hoy en día”, señala Sergio González-Román.