La tasa de incidencia acumulada de la capital malagueña en los últimos 14 días es de 463,6 casos por cada 100.000 habitantes por lo que se sitúa por debajo del umbral marcado por la Junta de Andalucía para activar el cierre perimetral, fijado en los 500 casos, un límite que la ciudad superó el 18 de enero y que no había rebajado desde entonces.

Si esta tasa se mantiene, la capital podría levantar el cierre perimetral este fin de semana, por lo que la movilidad no estaría restringida al término municipal sino que ya quedarían desbloqueados todos los desplazamientos a otras localidades no confinadas. Tanto el cierre perimetral de la comunidad y las provincias se mantienen activos e inalterables, únicamente salvables para aquellos ciudadanos con causas justificadas.

Por el momento, el Comité Territorial de Salud, presidido por el delegado del ramo, Carlos Bautista, se reunirá este jueves para consultar el estado de la incidencia en todos los municipios de la provincia y actualizará las restricciones en cada uno de ellos. Los cambios se harán efectivos a partir del sábado y tendrán una duración de siete días.

La incidencia acumulada en la capital malagueña no ha dejado de descender desde el 1 de febrero, día en el que la ciudad presentó un nivel máximo de 1.007,2 casos por cada 100.000 habitantes.

"Aunque se abrieran perimetralmente estos municipios no podemos dormirnos en los laureles. No quiere decir que la apertura deba suponer que podamos hacer vida absolutamente normal, de hecho ya se ha dicho por parte de algunos dirigentes del Gobierno andaluz, que se espera que podamos tener un repunte a principios del mes de marzo", ha advertido la delegada de la Junta en Málaga, Patricia Navarro. "Tenemos que mantener el seguimiento de esas medidas que dependen de la responsabilidad individual de cada uno, tenemos que ser muy cautos, muy precavidos y tenemos que ser muy responsables".

Ronda baja del millar de casos

Los datos de este martes confirman el descenso generalizado de las tasas de incidencia en toda la provincia, incluso en la zona con las cifras más altas de contagios, como es la Serranía de Ronda, cuya tasa de 14 días es de 809,1 casos. La capital de la comarca rondeña rebaja este martes por fin su tasa del millar de casos cada 100.000 habitantes, hasta los 936,9 casos, lo que permitirá la reactivación de la actividad no esencial -si se mantiene el descenso- en una localidad cuya tasa hace 15 días rozaba los 2.000 positivos.

Fuengirola y Benalmádena bajan de los 500 casos

De los seis distritos sanitarios, sólo la Serranía y la Costa del Sol (585,8) superan a día de hoy la tasa de los 500 casos. Al igual que en la capital, Fuengirola y Benalmádena bajan este martes de ese registro, con lo que, si no empeoran los datos, terminará el cierre perimetral entre ambas localidades. En el caso de Estepona (852,9), Marbella (741,7), Ojén (655,1) o Manilva (620,5), ven este martes como sus cifras se alejan del millar de casos.

Por debajo de los 500 casos se encuentran hasta 78 municipios, incluidas las capitales de la Axarquía y la comarca de Antequera: Casares, Coín, Benalmádena, Fuengirola, Málaga (capital), Alameda, Parauta, Istán, Cártama, Alhaurín de la Torre, Antequera, Faraján, Jubrique, Colmenar, Algarrobo, Cuevas del Becerro, Almargen, Villanueva del Rosario, Álora, Villanueva de Tapia, Villanueva de Algaidas, Benahavís, Monda, Riogordo, El Borge, Periana, Guaro, Torremolinos, Campillos, Vélez-Málaga, Igualeja, Jimera de Líbar, Rincón de la Victoria, Alhaurín el Grande, Benarrabá, Almáchar, Mollina, Valle de Abdalajís, Benamocarra, Casabermeja, Alfarnate, Yunquera, Cútar, Nerja, Humilladero, Archidona, Totalán, Sayalonga, Ardales, Viñuela, Tolox, Torrox, Casarabonela, Cómpeta, Cuevas Bajas, Benamargosa, Villanueva de la Concepción, Canillas de Aceituno, Alcaucín, Fuente de Piedra, Frigiliana, Sierra de Yeguas, Almogía, Alfarnatejo, Comares, Iznate, Salares, Sedella, Macharaviaya, Moclinejo, Alpandeire, Atajate,Benadalid, Benalauría, Júzcar, Montecorto, Pujerra y Carratraca.