Llevamos un año solicitando esto en las comisiones de Movilidad», explica Miguel Campos, vecino del distrito de Ciudad Jardín. Junto a José Gómez, otro vecino del distrito, se encuentra delante del paso de cebra que hay al lado del Mercado municipal de Ciudad Jardín, por la parte que da a una vía de servicio de la avenida Santiago Ramón y Cajal, esquina con la calle Mosén Diego Valera

Como explica, su intención es que el Ayuntamiento mejore la seguridad de este paso de cebra que los dos vecinos consideran bastante peligroso.

«Como aquí hay mucha tráfico de personas a causa del mercado, y como al otro lado está la parada de la línea 2 de la EMT, la gente está cruzando continuamente», explica Miguel Campos.

El problema estriba en que junto al paso de cebra hay señalada una zona de carga y descarga, y la presencia de las furgonetas y camiones reduce la visibilidad de peatones y conductores.

«Si cruzas por aquí, por la parte del mercado, tienes menos visión. Yo tengo un hermano de 86 años y cuando cruza por aquí tengo que cogerlo», destaca.

Además de que los vecinos han planteado el problema en varias comisiones de Movilidad, el pasado mes de agosto José González envío una carta a este área en la que recordaba que en este paso de cebra habían ocurrido «varios accidentes de diferente gravedad».

Los vecinos, con la petición de agosto a Movilidad. A.V.

Que el paso de peatones del mercado de Ciudad no es un paso como los demás lo confirman Elías y Laureano, dos kiosqueros que trabajan junto al paso peatonal.

«Llevo un año o dos trabajando en el kiosco y he visto hasta atropellamientos de perros. El paso de cebra es peligroso por la zona muerta pero también porque los coches pasan a la velocidad que pasan», subraya Elías.

A su lado, el kiosquero Laureano resume:«Accidentes mortales, ninguno, pero malos ratos, muchos porque indiscutiblemente las furgonetas tapan visibilidad. Aquí vienen las madres con los carritos de la compra y tienen que mirar bien».

Los vecinos recuerdan, no obstante, que sí se produjo un accidente mortal en este punto, el atropello de un conocido vecino que sucedió hace unos 30 años.

Por este motivo, Miguel Campos y José González reclaman al Ayuntamiento que agrande la acera del paso de cebra hasta el límite de la zona de carga y descarga y se plantee además estudiar ponerla como un paso de cebra elevado, para que se pueda aminorar la velocidad.

Respuesta del Ayuntamiento

Ayer, fuentes del Distrito de Ciudad Jardín recordaron que al tratarse de una vía de servicio «no es de alta densidad», aunque se pueden hacer pruebas para medir la frecuencia con la que pasan los coches y aventuraron que también se podía estudiar trasladar a un lateral del mercado la carga y descarga, una vez trasladada la petición a Movilidad.

Por su parte José del Río, concejal de Movilidad, informó de que «si las condiciones técnicas lo permiten no tendremos inconveniente en tomar medidas. Lo estudiaremos».