Todos los aparcamientos municipales en rotación de Málaga capital, gestionados por la Smassa, reducirán sus precios a la mitad desde el próximo lunes 22 de febrero con el objetivo de propiciar la reactivación económica. La medida es temporal y se toma con carácter excepcional, mientras dure el impacto de la pandemia de la COVID-19 sobre la actividad de la hostelería y el comercio de la ciudad.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, de acuerdo con el Área de la Movilidad y la propia Smassa, ha decidido adoptar esta medida como resultado de la segunda reunión de la Mesa de la Hostelería, que se celebró en la tarde del pasado miércoles entre representantes del Ayuntamiento y de la Asociación Malagueña de Hosteleros (Mahos).

En la primera reunión de la Mesa de la Hostelería, que tuvo lugar el 4 de febrero, se adquirió el compromiso de que este año serán descontados de las tasas de mesas y sillas y toldos los días en los que estén obligados al cierre efectivo, además de adaptarse el calendario fiscal municipal para retrasar cobros y dar, por tanto, más facilidades de pago a las empresas del sector.

Concienciación

Por otra parte, el Ayuntamiento y Mahos acordaron poner en marcha otra campaña de comunicación para concienciar a los establecimientos de la ciudad y a sus clientes sobre la importancia del cumplimiento estricto de las medidas sanitarias tanto para el cuidado de la salud como para la actividad económica y, por lo tanto, para el mantemiento y la creación de empleo.

Aunque la campaña se plantea inicialmente en el ámbito de la hostelería, está abierta a que se sumen otros colectivos, tanto del turismo y del comercio como de cualquier otra actividad económica afectada por la crisis sanitaria de la COVID-19.