El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Málaga, Daniel Pérez, valoró este sábado el éxito de la caravana convocada por la plataforma ‘No al SARE’ a mediodía y aseguró que «la situación es la de una contestación mayoritaria a la imposición del equipo de gobierno. Cualquier dirigente con dos dedos de frente daría marcha atrás escuchando a la ciudadanía». Por ello, el Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Málaga vuelve a instar al equipo de gobierno a que «abra los ojos y de carpetazo a la zona azul en los barrios trabajadores de Málaga», incidió Pérez. De esta manera, el portavoz socialista aseveró que «la situación es la de una contestación mayoritaria a la imposición del equipo de gobierno».

La confluencia de Izquierda Unida y Podemos en el Ayuntamiento de Málaga también se sumó ha sumado a la caravana de protesta contra la implantación, «sin diálogo ni consenso vecinal», de la zona azul en la barriada de Huelin y en La Unión. El pasado mes de noviembre los vecinos ya salieron a la calle para manifestarse en contra de la implantación de la zona azul en el barrio y los concejales de la confluencia participaron en esta manifestación. 

La portavoz adjunta de la confluencia, Paqui Macías, consideró que «el hecho de que en menos de una semana hayamos tenido en Málaga una bicifestación con más de 8.000 ciclistas y la nutrida caravana de hoy contra la zona azul en Huelin y La Unión, dejan claro el fracaso de las políticas de movilidad del PP y C´s, que están penalizando a los vecinos y vecinas de Málaga, víctimas de la falta de compromiso con la movilidad sostenible».