Un hombre de 32 años y nacionalidad española ha sido detenido por la Policía Nacional por su presunta implicación en la comisión de varios delitos contra el patrimonio cometidos en garajes del Centro. Entre otros hechos delictivos atribuidos al sospechoso se encuentra la sustracción de dos bicicletas. La venta de una de ellas en una tienda de segunda mano ha permitido su identificación y detención, así como la recuperación de otros bienes denunciados como sustraídos en un registro.

La investigación se inició a raíz de la denuncia presentada el pasado día 10 de enero por un vecino de Málaga que manifestó haber sido víctima del robo de dos bicicletas en el garaje de su propiedad. Tras las gestiones practicadas, los agentes localizaron una de las bicicletas sustraídas en un establecimiento de compraventa de efectos, centrando las pesquisas en torno a la persona que había efectuado la venta. Una vez identificado el vendedor, los funcionarios del grupo de investigación de la Comisaría de Distrito Centro procedieron el día 8 de febrero a su localización y detención. En un registro en su domicilio, los investigadores intervinieron seis juegos de llaves, un mando a distancia, herramientas y joyas.

Según las diligencias practicadas, uno de los juegos de llaves intervenidos habría sido sustraído del interior del cofre de una motocicleta. Precisamente, esas llaves le permitieron el acceso a un trastero sin necesidad de forzarlo para apoderarse de vestimenta de motorista, herramientas y otros útiles.

Nuevamente, los investigadores comprobaron que el grueso de los efectos robados en el trastero había sido vendido por el sospechoso en el mismo establecimiento de compraventa. Así, a tenor de todas las gestiones practicadas, se atribuyen al detenido la perpetración de tres delitos contra el patrimonio. Las diligencias instruidas ya han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de Málaga y el arrestado, puesto a disposición judicial.