La Policía Nacional ha detenido en Málaga a un hombre de 32 años por su presunta implicación en la comisión de cuatro robos con fuerza en trasteros y vehículos estacionados en garajes de la zona este. El investigado se dedicaba a acceder a los aparcamientos privados aprovechando la entrada de algún vecino y, una vez dentro, robaba en los vehículos los efectos de valor, además de llaves y mandos. En una ocasión, utilizó una de las llaves sustraídas para robar en un trastero. El análisis de las imágenes obtenidas del lugar de los hechos ha sido determinantes para esclarecer los hechos e identificar al presunto autor.

Según ha informado este lunes la Comisaría Provincial, la investigación se inició a raíz de una denuncia presentada el 7 de diciembre. Una mujer residente en la zona este manifestó haber sido víctima de un robo en el interior de vehículo que tenía estacionado en el garaje de su comunidad. En días sucesivos se recibieron otras tres denuncias similares, una de ellas por hechos ocurridos en el mismo aparcamiento de la primera denunciante.

Tras la práctica de diversas gestiones, los agentes pudieron determinar la identidad del presunto responsable, un hombre de 32 años y nacionalidad española. El investigado actuaba siempre durante la misma franja horaria y utilizaba el mismo modus operandi. Accedía al interior de los aparcamientos aprovechando la entrada de algún vecino y, una vez dentro, fracturaba los cristales de los vehículos estacionados para robar en su interior. Finalmente, el investigado habría llevado a cabo un total de cuatro robos en la zona este de la capital, dos de ellos en un garaje del Paseo de la Farola, otro en un garaje de Paseo del Limonar y el cuarto en un aparcamiento del Paseo de Sancha

El hombre, que cuenta con más de una cincuentena de antecedentes por distintos delitos, fue localizado y detenido el pasado día 15 de enero como presunto autor de cuatro delitos contra el patrimonio.