«La unión hace la fuerza» es una frase que conocen muy bien las personas que integran el Instituto Universitario de Investigación de Género e Igualdad (IGIUMA), una institución que nace con la suma de varios grupos de investigación de diferentes ramas y disciplinas de la Universidad de Málaga.

El Instituto Universitario de Investigación de Género e Igualdad (IGIUMA) se propone como un espacio dedicado fundamentalmente a la investigación, la formación y el asesoramiento a organismos e instituciones en materia de igualdad y género.

La institución cuenta con dos tipos de objetivos que quiere lograr: unos generales y otros específicos. Los específicos giran en torno a la generación de conocimientos exclusivamente de género en todas esas áreas y disciplinas que presenta la institución.

Por otro lado, los objetivos generales u objetivos de desarrollo sostenible tienen que ver con aglutinar y fomentar la investigación de género en la UMA, aspectos que ponen en relación con los intereses de una sociedad democrática e igualitaria. «Intentamos armonizar esta investigación para que no sea puramente académica que quede solo entre nosotras, sino que contribuya a crear una ciudadanía más crítica, igualitaria, abierta y tolerante», sostiene la directora, Maite Méndez.

Más de 100 investigadoras forman IGIUMA, sin embargo todas estas profesionales se encuentran repartidas en diferentes grupos de investigación en función de diferentes disciplinas o ramas

Más de 100 investigadoras forman IGIUMA, sin embargo todas estas profesionales se encuentran repartidas en diferentes grupos de investigación en función de diferentes disciplinas o ramas. «Uno de los grandes logros que hemos conseguido en el poco tiempo que llevamos es que nació con unas 60 investigadoras, pero desde septiembre hasta el día de hoy ya contamos con 100», se enorgullece Maite Méndez. Aunque la mayoría son mujeres, hay algunos hombres que también forman parte del IGIUMA.

No todas las investigadoras que forman el instituto son profesionales de la Universidad de Málaga, también cuentan con investigadoras de otras universidades, apostando por la calidad en su labor. «Trabajamos con grupos que cuentan con investigadoras prestigiosas de otras universidades españolas o extranjeras, por ello desde el instituto hemos decidido que se integren las pocas que hay», admite la directora.

A pesar de que la creación del instituto fue aprobada el 26 de febrero de 2020 por el Consejo de Gobierno de la UMA, la pandemia les ha paralizado: IGIUMA se puso en marcha en septiembre de 2020, coincidiendo con la elección de Maite Méndez como directora.

Desde septiembre a día de hoy, las investigaciones y trabajos realizados por la institución no han podido ser muchos. Maite Méndez explica que han aprovechado el parón provocado por la pandemia para centrar todos sus esfuerzos en la organización interna: «Durante estos meses nos estamos centrando en la organización interna de la institución, poniendo en marcha una página web que visibilice nuestra labor y en concreto la investigación feminista».

Sin embargo, los grupos de investigación han seguido trabajando en su labor durante este periodo, sacando estudios y conferencias que son respaldados por IGIUMA, la institución a la que pertenecen.

Integrantes de Asociación de Estudios Históricos de la Mujer (AEHM) que pertenecen al Instituto Universitario de Investigación de Género e Igualdad, en una fotografía tomada antes de la crisis sanitaria. L. O.

El ‘IVº Seminario de Posgrado e Investigación en Teoría de Género: En la mente de Atenea. El desafío de la objetividad en la investigación científica’ ha sido una de las conferencias que el Instituto ha apoyado durante estos meses. Descrito por Maite Méndez como «un pequeño congreso donde la gente que está haciendo el doctorado o tesis doctorales ponen en común sus investigaciones».

Otra conferencia apoyada por la institución ha sido el Simposio Internacional ‘Retos de las Economías del Bienestar: Ciencia, Feminización y Trabajo Decente’, inaugurado por el propio Ministerio de Igualdad.

Ambas charlas se llevaron a cabo en formato online, sin embargo, para Maite Méndez, internet supone una gran aliada: «Con los seminarios online hemos doblado la cifra de asistentes que teníamos en las charlas presenciales, llegando a más gente».

La labor de la institución se vuelve fundamental cuando las profesionales pertenecen a los ámbitos tecnológicos y científicos, ramas que tienen menos desarrollados los estudios de género

«De momento estos son los ciclos que se han hecho, pero estamos trabajando en otras charlas que van a tener lugar este curso o el que viene», adelanta la profesora y catedrática de Historia del Arte Maite Méndez. Uno de los proyectos que están organizando son las Jornadas sobre Multiplicidad de Géneros, que se realizan anualmente y están previstas para mayo.

El Instituto crea un espacio donde las investigadoras se sienten apoyadas. La labor de la institución se vuelve fundamental cuando las profesionales pertenecen a los ámbitos tecnológicos y científicos, ramas que tienen menos desarrollados los estudios de género. Una de las investigaciones que IGIUMA ha respaldado es ‘Mujeres en la cultura arquitectónica postmoderna española (1965 - 2000)’, un proyecto liderado por la Universidad de Zaragoza que consiste en la cartografía que expone a las mujeres arquitectas en España durante el periodo mencionado.

Además de la cartografía de las arquitectas, a día de hoy cuentan con diversas investigaciones y estudios listos para ser presentados. Un estudio sobre cultura y género en los museos malagueños sobre la presencia femenina y un libro que traza la historia de las interpretaciones del cuadro de Picasso, ‘Las Señoritas de Avignon’, desde distintos puntos de vista son algunos proyectos que verán la luz en las próximas semanas.

Además de fomentar la investigación de género, IGIUMA cuenta con un programa de asesoramiento a diversas asociaciones y empresas. El Museo de Málaga es una de ellas. «En los museos, le presentamos un programa de actuación y exposiciones para fomentar esa conciencia de género», afirma la directora de la institución.

Tanto Maite Méndez como el resto de las investigadoras del instituto luchan por crear una sociedad más igualitaria, abierta y tolerante a través de IGIUMA, apostando siempre por la unión como su fuerza principal.