Un belga de 55 años ha sido detenido en Málaga al estar reclamado por las autoridades judiciales de su país por intentar asesinar a la veterinaria de su perro. Según ha informado este miércoles la Comisaría Provincial, al prófugo le quedaría por cumplir parte de la pena de 15 años de prisión a la que fue condenado por sentencia firme en 2016.

El arrestado fue localizado en un albergue de la capital malagueña el pasado viernes 19 de febrero por agentes del Grupo de Estupefacientes y Relaciones Internacionales, que comprobaron que esta persona se encontraba indocumentada y procedieron a su traslado a dependencias policiales para su identificación. De dicha comprobación, los policías constataron que le constaba en vigor una Orden Europea de Detención y Entrega desde diciembre de 2020 insertada por las autoridades de Bélgica.

Los hechos que motivaron la OEDE encuentran su origen en una tentativa de homicidio. Según la información aportada por las autoridades belgas, el detenido concertó una cita con una veterinaria con la intención de practicarle la eutanasia a su perro. Aprovechando que la especialista atendía al animal, el hombre intentó estrangularla con un cinturón, pero la víctima consiguió huir de su agresor y pedir auxilio. Tras la investigación por tentativa de homicidio, agresión con lesiones graves, tención ilegal o robo con violencia, entre otros delitos, fue condenado a una pena de prisión de 15 años de la que le restaría por cumplir ocho años y nueve meses.

De los hechos conoce el Juzgado Central de Instrucción número Uno de la Audiencia Nacional.