Las personas sordas tienen necesidades especiales en muchos ámbitos del día a día pero son en los entornos formativos y laborales donde mayores dificultades encuentran.

Las universidades andaluzas disponen cada vez de un mayor volumen de alumnos con algún tipo de diversidad, por lo que es necesario y fundamental que todos los estudiantes se encuentren en un entorno adecuado a sus necesidades y que todas las personas tengan las mismas posibilidades de acceder al entorno educativo.

Un grupo de investigadores de I+D+i en Innovación y Desarrollo Educativo Inclusivo (IdEi) de la Universidad de Málaga, junto con la empresa especializada en formación y tecnología ‘Novafortel’, han creado una aplicación móvil para fomentar la inclusión de las personas con diversidad funcional auditiva en las aulas.

«Queremos hacer una transferencia a la sociedad, seguir contribuyendo para intentar mejorar la vida de la gente y sobre todo los colectivos que están en riesgo de exclusión o que necesitan más ayuda», afirma Juan Leiva, investigador del estudio y profesor de la Universidad de Málaga.

‘Tleo’ es una aplicación disponible para cualquier dispositivo móvil, tablet u ordenador y está diseñada para ofrecer a las personas no oyentes una transcripción síncrona y simultánea. Puede utilizarse para seguir clases o charlas, traducir una transcripción a diversos idiomas o incluso seguir el itinerario de un guía turística.

«Nuestra idea era crear una herramienta que sirviera para incluir y para evitar la exclusión de cualquier persona con diversidad funcional auditiva en las aulas», señalan los investigadores del proyecto.

La idea de este proyecto surge del deseo y la necesidad de favorecer la inclusión de personas con diversidad funcional auditiva tanto en el ámbito educativo como en el social.

«No todo el mundo domina el lenguaje de signos y no en todos los contextos hay intérpretes y esta herramienta surge de la necesidad de incluir y de aprovechar la tecnología para favorecer la calidad de vida de esas personas», afirma el investigador Juan Leiva.

La aplicación ‘Tleo’ no solo es válida para entornos educativos, sino también puede destinarse a entornos turísticos o culturales y puede ser una herramienta complementaria y de gran ayuda para traducir de manera asíncrona lo que un guía está comentando.

«Realmente es una herramienta muy interesante y que puede facilitar la vida a muchas personas», afirma el investigador malagueño.

Es una herramienta que puede ser útil y los investigadores del estudio señalan que van a centrarse en el ámbito educativo aunque no descartan extrapolarlo también a los entornos culturales y turísticos.

La app dispone de dos versiones diferentes: una gratuita y otra de pago. Esta aplicación permite generarse con el rol de estudiante o profesor y funciona como cualquier programa o software de reconocimiento de voz de forma síncrona. Lo novedoso de esta iniciativa es que esta transcripción literal es continua, de forma que la persona que está en el aula puede ir leyendo lo que el profesor está hablando.

Los investigadores han realizado pruebas de laboratorio pero a finales de este mismo mes planean comenzar la evaluación en un entorno real para ver si mejora la situación de personas con diversidad funcional auditiva en las aulas.

Prueba en un centro malagueño

La prueba piloto va a tener lugar en un centro educativo malagueño con el objetivo de realizar una evaluación del impacto de esta aplicación en estudiantes con diversidad funcional auditiva y realizar a posteriori un informe para entregarlo a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía y poder ofrecerlo a otros centros de la provincia de Málaga.

Tras la valoración, el equipo de investigadores quiere analizar cuáles son los aspectos de mejora de la aplicación y mejorables de cara a los centros educativos. «Estamos en conversaciones con varios centros educativos de Málaga», comenta Juan Leiva.

Actualmente, el proyecto está enfocado en la educación aunque sus investigadores no descartan ampliar el abanico de sectores a los que se dirija la iniciativa. «La idea de este proyecto es ayudar a las personas sordas y mejorar su calidad de vida», señala Juan Leiva.

La acogida ha sido muy positiva y los investigadores aseguran estar muy contentos con las críticas que están recibiendo. «Como investigadores nos inspira mucho el investigar pero lo más importante para nosotros es que la investigación que hagamos ayude a más personas y podamos aportar nuestro granito de arena a la causa», afirma el investigador de la UMA.

‘Tleo’ es una herramienta que puede ser de gran ayuda para las personas con alguna discapacidad auditiva aunque los investigadores que han trabajado en el proyecto remarcan que esta iniciativa no busca eliminar el recurso humano ni la lengua de signos, ya que son fundamentales, sino que es una herramienta complementaria y que puede facilitar la inclusión y la vida de personas con diversidad funcional auditiva.