La Federación de Empresarios de Hostelería de Andalucía reclamó a la Junta, en un contexto de mejora de la situación epidemiológica por el coronavirus, ampliar los horarios de cierre de los establecimientos y los aforos para garantizar la supervivencia de miles de negocios. Además, la inminente llegada del buen tiempo debe incidir en un mayor uso de los exteriores de los establecimientos y, por ello, esta federación va a pedir a la Junta un esfuerzo de coordinación con la Administración Local para que los ayuntamientos puedan facilitar y ampliar el uso de las terrazas.

Estas propuestas se las trasladó ayer el recién elegido presidente de la federación andaluza de hostelería, Javier Frutos, al presidente de la patronal andaluza CEA, Javier González de Lara, en un primer encuentro de trabajo para analizar la estrategia conjunta, informó en un comunicado. Frutos expuso al presidente de la CEA los problemas del sector generados por la imposibilidad de trabajar con normalidad por las restricciones y la inquietud de decenas de miles de empresarios, «que ven cómo, a pesar de que las ayudas directas se siguen anunciando por parte de las instituciones, estas no terminan de llegar para apoyar la supervivencia empresarial». De hecho, lamentó que el sector hostelero atraviesa uno de los momentos más delicados de su historia reciente, con un porcentaje de cierre de negocios que ronda el 20% debido a las restricciones y a la crisis originada por la pandemia. También trasladó su «intención de ampliar su presencia en los ámbitos de discusión y decisión de las medidas que le afecten, siempre de la mano de la CEA».