Amazon es la operadora que utilizará el gran centro logístico de Intelhorce, un complejo que se levantará en los terrenos que hay junto a la planta de Mayoral en Málaga capital, una vez que la promotora aragonesa Montepino Logística, dueña del suelo, consiga los permisos necesarios, según ha podido comprobar este periódico de al menos tres fuentes conocedoras de la operación. Amazon arrendará la planta.

El suelo en sí tiene en torno a 113.651 metros cuadrados y la inversión prevista en su ejecución es de 80 millones de euros, según informó Montepino cuando adquirió el suelo en 2020. Este periódico se puso ayer en contacto con Amazon, pero la firma no quiso confirmar su participación en el proyecto, aunque tres fuentes relacionadas con el sector inmobiliario de la ciudad confirmaron con rotundidad este extremo con un «está hecho», cuando se les preguntó por si Amazon arrendará esa superficie.

El complejo en sí tendrá más de 50.000 metros cuadrados de superficie construida y dará solución «al proceso de transporte, entrega urbana y distribución» de última milla. Es decir, según dijo Montepino en su día, estas instalaciones permitirán reducir los plazos de entrega y recogida de mercancías en zona urbana, «dando un servicio ágil y mejorando enormemente la experiencia en el e-commerce». Según la promotora, el proyecto se desarrollaría bajo los más altos niveles de calidad y sostenibilidad, reduciendo así «el impacto medioambiental y bajo los parámetros de eficiencia que establece la certificación LEED, que emite el Consejo de la Construcción Verde de los Estados Unidos. Las previsiones eran comenzar las obras en 2020, una vez tuviera las licencias, y la entrega debería haberse llevado a cabo ahora, pero la pandemia y la suspensión de los plazos administrativos lo cambió todo. Este debe ser «un espacio logístico puntero», con el fin de poder operar con «productos de entrega en el mismo día».

El complejo en sí tendrá más de 50.000 metros cuadrados de superficie construida y dará solución «al proceso de transporte, entrega urbana y distribución» de última milla

¿Cómo van los trámites urbanísticos? La Junta de Gobierno Local aprobó el pasado agosto de forma inicial el estudio de detalle de la parcela o unidad de ejecución sistemática UE-1, del PERI G.31 ‘Intelhorce Industrial’, promovido por Montepino. En este documento, la superficie se sitúa en 113.651,80 metros cuadrados, y el fin de ese planeamiento era «la reordenación de las alineaciones del viario y de las parcelas edificables del sector en una parcela única». El techo edificable asciende a 74.701,27 metros cuadrados. Este instrumento se justifica por «la implantación de un uso logístico que necesita parcelas de mayor superficie y donde el viario esté adaptado o pueda ser compatible con la circulación de vehículos de gran longitud». Las parcelas edificables suman 54.628,61 metros cuadrados y los viales, 59.023,19 metros cuadrados. El plan de urbanización tendría un coste de 4,19 millones de euros. El trabajo se hace en la Gerencia Municipal de Urbanismo.

El edil de Ordenación del Territorio, Raúl López, confirmó que el asunto está en trámite de aprobación definitiva del estudio de detalle, pero eludió pronunciarse sobre la empresa «finalista».

Ahora, se está a la espera de las contestaciones a los informes sectoriales para aprobar definitivamente el estudio de detalle: son estudios de Aviación Civil, la Demarcación de Carreteras, de la Delegación de Cultura, de la Dirección de Ferrocarriles, entre otros. En principio, indican las fuentes, no habrá problema alguno con ellos. Una vez pase ese trámite, se revisará la petición de licencia de obra.

Cabe recordar que Amazon inauguró el 3 de julio de 2019 una estación logística en la zona de los Prados, junto a la vía férrea de Adif, que le alquiló el suelo. Así, el gigante del comercio trabaja con dos empresas de reparto independientes para mejorar la entrada de productos.

Málaga ciudad posee más de 9,16 millones de metros cuadrados de suelo susceptibles de acoger a empresas logísticas

Búsqueda de inversores

En los dosieres efectuados por Urbanismo a lo largo del año pasado para tratar de captar inversiones que ayuden a salir de la crisis generada por la pandemia de forma más ágil, se explica que Málaga ciudad posee más de 9,16 millones de metros cuadrados de suelo susceptibles de acoger a empresas logísticas. Este había sido hasta ahora uno de los grandes déficits de la capital de la Costa del Sol, aquejada también de problemas jurídicos relacionados con la inundabilidad en una de sus grandes zonas de expansión, los polígonos que circundan la desembocadura del río Guadalhorce. Ahora, una vez que el Tribunal Supremo ha anulado los mapas de inundabilidad sobre muchos de esos suelos, la Gerencia Municipal de Urbanismo afirma que muchos de esos condicionantes «ya no están sobre la mesa».

De esos más de 9,16 millones de metros cuadrados de suelo, un total de 6.159.386,79 metros cuadrados de parcelas se han seleccionado para venderlos a los inversores, con un criterio de oportunidad. Esto suponen más de 1,89 millones de metros cuadrados de techo destinado a uso productivo logístico, es decir 23 grandes terrenos dedicados potencialmente a uso productivo logístico.

La mayoría de estos suelos se corresponden con sectores en los cuales aún no existe ordenación pormenorizada, con una superficie global de 4.114.370,32 metros cuadrados de suelo destinados a distintos usos y en los cuales puede encontrarse un techo edificable de 963.271 metros cuadrados. Por otra parte, se analizan sectores que poseen una ordenación pormenorizada aprobada o en tramitación donde se localizan parcelas de uso productivo logístico que suman 1.333.150,07 metros cuadrados y 815.814,46 metros cuadrados de techo edificable. De esta selección destacan un sector cuyo uso pormenorizado está dedicado a logística como el llamado sector Zocueca Oeste Sus-T.2 o sectores de uso productivo industrial en los que la ordenanza permite el destino del techo edificable a logística, como ocurre en Castañetas, Rosado Central o Rosado Este.