Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga capital a un hombre, de 45 años y nacionalidad marroquí, como presunto responsable de varios robos en cuatro vehículos, a los que accedía y, además de sustraer los objetos de valor del interior, se afanaba en abrir la zona del motor para robar las baterías de los vehículos.

Los hechos, según han informado desde la Comisaría Provincial en un comunicado, tuvieron lugar en la madrugada del pasado jueves, cuando agentes de paisano fueron comisionados a través del Cimacc-091 (Centro de Inteligente de Mando de Comunicación y Control) a la zona de Nueva Málaga donde, según las manifestaciones de un testigo, un individuo estaría forzado y accediendo al interior de un automóvil estacionado.

Personados en el lugar, los agentes localizaron el vehículo, que se encontraba abierto y con su interior revuelto, percatándose, igualmente, que en la zona del motor le faltaba la batería. Por tal motivo, los actuantes realizaron una búsqueda por las inmediaciones del lugar, localizando e identificando a un varón que, además de reunir las características aportadas por el requirente de la comisión, portaba en sus manos varias herramientas y un acumulador de energía.

Igualmente, los agentes comprobaron que en el lugar de los hechos se hallaban otros tres vehículos violentados, realizando las pertinentes gestiones para la localización de sus propietarios. Una de la víctimas manifestó a los actuantes que había dejado su automóvil perfectamente cerrado, observando como de su interior le habrían sustraído dos baterías --una la portaba en el maletero-- y herramientas de trabajo.

Por tales motivos, se procedió a la detención de esta persona como presunto responsable de varios delitos de robo con fuerza, el cual fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número cinco de Málaga.