El grupo municipal socialista ha pedido al Ayuntamiento de Málaga que avance en los procedimientos para limitar el número de viviendas turísticas en la ciudad, y recuerda que esta iniciativa, impulsada por el PSOE a finales de 2020, fue aprobada por unanimidad por todos los grupos en la Comisión de Vivienda.

Para ello, el PSOE ha pedido en una nota la modificación del Plan General de Ordenación Urbana para controlar la situación de estos negocios, cercando su actividad tanto en los barrios como en el centro histórico, "que el equipo de gobierno está desnaturalizando dando rienda suelta a un desarrollo urbanístico sin mesura, atacando los lugares que cuentan la historia de Málaga".

Así lo ha manifestado el edil socialista durante una visita al Pasaje de Chinitas con las concejalas Carmen Martín y Lorena Doña, junto a vecinos de la zona, que actualmente está en reconstrucción para acoger una comunidad de pisos turísticos.

"El edificio es privado, pero recordemos que en 2012 el grupo socialista le pidió al Ayuntamiento que se encargara de mantener y proteger este insigne edificio, que fue el templo más importante del flamenco durante la posguerra, hasta su cierre a mediados del siglo pasado", ha agregado Ruiz Araujo.

El PSOE ha solicitado así que el equipo de gobierno "se tome en serio" lo que se aprueba en el pleno, advirtiendo de que, una vez la vacunación se extienda más allá del 70 por ciento de la población, "el turismo volverá a nuestra ciudad con indicadores de otros años, que no nos quepa duda. Será entonces el momento de apostar por un turismo de calidad es vez de volver a caer en el tirón de las viviendas turísticas, que hace unos años elevó tanto los precios del alquiler que nos convirtió en una de las capitales más caras en el arrendamiento y que no hacen más que despersonalizar el centro histórico".

"Ha desaparecido de la fachada la placa conmemorativa del verso que regaló el poeta García Lorca a este local, epicentro del flamenco durante la posguerra", ha lamentado la edil socialista Lorena Doña

Por su parte, la concejala Lorena Doña ha coincidido en la "desnaturalización" que suponen los apartamentos turísticos, como es el caso del que pronto ocupará el Pasaje de Chinitas. "Ha desaparecido de la fachada la placa conmemorativa del verso que regaló el poeta García Lorca a este local, epicentro del flamenco durante la posguerra", ha lamentado Doña, quien destaca que el edificio es un símbolo para el mundo flamenco y "debería haber sido protegido por el Ayuntamiento".

"El equipo de gobierno vuelve a portarse como la madrastra del cuento con el patrimonio de nuestra ciudad, con nuestro pasado, sin poner en valor la historia de Málaga y pasando la piqueta a todo lo que no renta a las arcas municipales", ha criticado.

En este sentido, la concejala ha aludido a que el grupo socialista presentó en 2012 una moción para proteger el entorno. "Pero lo que ha protegido el PP es el bolsillo de los empresarios que han convertido el pasaje de Chinitas en un bloque de pisos para turistas, borrando de un plumazo la singularidad del Café de Chinitas, que concentró la vida bohemia de Málaga y que por ello se ganó el regalo de los versos del poeta".

Además, su tablao flamenco, que ya no está en este edificio, "se convirtió en el más famoso de España", ha continuado. "Toda garganta de prestigio a principios del siglo XX se subió a él, como Juan Breva, Antonio Chacón, La Macarena, Estrellita Castro, Lucrecia Torralba, Manolo Caracol y hasta Juanito Valderrama. Y desde las sillas, atendían personalidades como Federico García Lorca, Pablo Ruiz Picasso, Salvador Dalí o Vicente Aleixandre. El Café Chinitas rezumaba arte y cultura, una cultura que le estorba al PP en nuestra ciudad", ha sentenciado la responsable socialista de Cultura.

Por su parte, la concejala Carmen Martín ha lamentado que "al PP no le gusta la cultura malagueña, sólo le gusta la de los grandes museos franquicia, en los que invertimos más de 15 millones de euros cada año mientras se pasa el rodillo por la cultura de nuestra ciudad. Hemos perdido la oportunidad de hacer un Museo de las Artes Vivas en el Convento de la Trinidad, el alcalde --Francisco de la Torre-- permitió que se derrumbara Villa Maya, quiere construir sobre los restos del Astoria y ha dado la espalda al Pasaje de Chinitas". Es por ellos por lo que Martín ha pedido al alcalde "que cuide las joyas que tiene el centro histórico de la ciudad".