Tras la aprobación el pasado 23 de febrero, por parte del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, de la ampliación de la plantilla docente de los centros públicos con la incorporación de 460 orientadores educativos, FSIE Málaga recordó que el Sistema Educativo Público Andaluz está integrado, según la Ley de Educación Andaluza, por los centros de titularidad pública y por los centros privados concertados y reivindicó igualdad en esta medida.

«Todos los centros educativos andaluces, independientemente de su titularidad, han sufrido por igual los desajustes organizativos, curriculares, metodológicos y de refuerzo docente provocados por la pandemia. FSIE considera que la figura del orientador de los centros concertados es pieza clave y viene reclamando desde hace años el aumento de las horas de dotación para que los profesionales que desarrollan esa función en los centros concertados la puedan llevar a cabo en las mejores condiciones laborales y para contribuir a la calidad del servicio educativo», indicó el sindicato en un comunicado.

Por ello, y con el objetivo de que «no se produzca una nueva discriminación» por parte del Gobierno andaluz en la implantación de esta medida, FSIE solicita al consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, que se articule, «a la mayor brevedad», una ampliación de las horas de Orientación Educativa para los centros concertados similar a la proporcionada a los centros públicos y que permita mejorar la atención al alumnado de los mismos.

La incorporación de los nuevos orientadores previstos por la Junta está prevista desde el mes de marzo hasta la finalización de este curso. La financiación de esta ampliación será asumida con cargo al programa de cooperación territorial, que destina a Andalucía 7,9 millones de euros.